Las motocicletas españolas protagonizan la 'pieza del mes' del Museo de Historia de la Automoción

Se ha seleccionado "una pequeña representación de las marcas de motocicletas de fabricación española más renombradas de mediados del siglo XX"

Algunas de las históricas motocicletas seleccionadas por el Museo de Automoción

El Museo de Historia de la Automoción de Salamanca (MHAS), con su objetivo de promocionar y dar a conocer "las joyas de la automoción" que alberga su colección permanente, ofrece en junio como 'pieza del mes' una representación de motocicletas españolas.

En esta ocasión, según el Ayuntamiento de la ciudad, se ha seleccionado "una pequeña representación de las marcas de motocicletas de fabricación española más renombradas de mediados del siglo XX que por su atractivo y versatilidad llegaron al mercado español o fueron fabricadas bajo licencia en nuestro país".

Se trata de "una pequeña ventana a la historia de la motocicleta en España", a la que "todos los salmantinos y visitantes podrán asomarse y disfrutar en la sala de exposiciones temporales del museo", ha añadido el consistorio.

Concretamente, el espectador podrá disfrutar de "una visión enfocada sobre cuatro marcas de prestigio, --Moto Guzzi Hispania, Montesa, Vespa y Lambretta--", que representan "una muestra significativa" de las motocicletas de los años 50, 60 y 70 que "llevaron a la moto española hasta los más altos niveles de calidad tanto en carretera como en alta competición".

Las dos primeras motocicletas que se han seleccionado pertenecen a las marcas Vespa y Lambretta, símbolos del diseño y la mecánica de las dos grandes marcas de origen italiano, implantadas en España, que nacieron con el objetivo de impulsar el desarrollo industrial y de la automoción en el país y en el resto de Europa.


GUZZI Y MONTESA

Otra de las marcas por excelencia en España fue Moto Guzzi Hispania, una empresa de origen italiano que se instaló en la península ibérica con el fin de comercializar los coches Lancia y, más adelante, importar 'guzzis' para finalmente llegar a un acuerdo de fabricación en España.

Por último, está Montesa, "otra gran marca española, reconocida en todo el mundo", que fue fundada por Pedro Permanyer Puigjaner y Francisco Bultó, dedicada a la fabricación en serie de modelos de competición, tanto de motocicletas para carreras de motocross como su punto fuerte, el trial, pruebas en las que se situó en cabeza.

Estas piezas de exposición serán mostradas a lo largo del mes de junio en las redes sociales del museo, a través de las que el museo ofrecerá videos de su funcionamiento, así como detalles curiosos de estas "verdaderas joyas de dos ruedas, que pueden contemplarse en el Museo de Historia de la Automoción de Salamanca".