Después de la tormenta, ¿llega la calma en el Salamanca UDS?

El club vivió un tormento la pasada semana con la salida de Lolo Escobar y la denuncia de impagos ante la AFE de siete jugadores del primer equipo

Rafa Dueñas, con el Cuqui Silvani

Después de la tormenta, ¿llega la calma en el Salamanca UDS? Solo el tiempo lo dirá, pero la realidad es que el club del Helmántico vivió un tormento la pasada semana con la salida de Lolo Escobar y la denuncia de impagos ante la AFE de siete jugadores del primer equipo.

Ahora, la prioridad de la entidad charra pasa por finiquitar entre el próximo 10 y 20 de junio a todos los miembros de la plantilla, incluido su ya extécnico, con el fin de evitar males mayores por los problemas en los cobros que han pacedido los que estaban en el día a día a lo largo del año. 

Sin embargo, la directiva no puede perder de vista la búsqueda de un nuevo preparador para la temporada 2021/2022, en la que militarán en la Segunda RFEF. Además, Rafa Dueñas tendrá que hablar con los futbolistas que tenga intención de renovar para ver si es posible, aunque las posturas parecen bastante lejanas a excepción de unos cuantos casos.


En definitiva, el Salamanca UDS sufrió un duro varapalo al ver cómo Lolo Escobar rompió las negociaciones para ampliar su vínculo, pero tiene que empezar a aprovechar el tiempo y no quedarse dormido mientras el resto de sus rivales se refuerzan para lo que está por venir.