Béjar al día

El Ministerio cede al Ayuntamiento de Béjar la titularidad del primer tramo solicitado de la N-630

Atendiendo al artículo 33.3 de la Ley de Carreteras 37/2015 Béjar podría haberse ahorrado la cesión que llevará consigo el mantenimiento y el suministro de servicios al tramo cedido

Tramo de la Carretera Nacional 630

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) ha cedido al Ayuntamiento de Béjar la titularidad de un tramo de la carretera N-630 en su término municipal.

Tal y como se acordó en Pleno, con los votos en contra del Grupo Municipal Popular, el Ayuntamiento de Béjar solicitó el 9 de octubre de 2020 la cesión de la titularidad del tramo con condiciones de vía urbana  para facilitar la instalación de una gasolinera.

Una vez acreditado el cumplimiento de los requisitos legalmente establecidos, MITMA ha considerado procedente la solicitud y ha abierto un expediente que contempla la cesión sin cargo del tramo de la Nacional 630 entre el p.k 414+000 y el p.k 415+000. La longitud del tramo cedido es de aproximadamente un kilómetro y una superficie estimada de 16.277 m2, en la zona oeste de la ciudad cercana a la Vía Verde.

El cambio de titularidad no conlleva transferencia de capital alguna entre ambas administraciones y no se generan obligaciones económicas o gastos para la Administración General del Estado, más bien al contrario, pues a partir de ahora será el Ayuntamiento de Béjar el que deberá asumir su gestión y mantenimiento, motivo por el cual el Grupo Municipal Popular votó en contra, ya que la Ley de carreteras 37/2015, en su artículo 33.3, dice que por razones geográficas o socioeconómicas se puede fijar una línea límite de edificación inferior a la establecida en 25 metros con carácter general y este sería el caso de Béjar, ya que la ciudad se encuentra inmersa en un proceso de Reindustrialización (motivos socioeconomicos).


La Alcaldesa de Béjar, había basado la solicitud de la gestión de la carretera precisamente en que dicha gasolinera no podría establecerse en esa zona porque la ley le obligaba a edificar a 25 metros y eso era inviable, mientras que los Populares han sostenido siempre que mediante un informe al Ministerio de Fomento, debidamente justificado, Béjar se podría acoger al artículo 33.3 anteriormente citado, para evitar el coste de mantenimiento de dicho tramo y a la vez poder edificar con un retranqueo menor.

Alejo Riñones, portavoz Popular, declaró en Pleno que varias veces el Ministerio le había ofrecido, siendo él alcalde de la ciudad, que Béjar asumiera ese y otros tramos de la N-630 a su paso por la ciudad, e incluso se lo llegaron a ofrecer con un reciente asfaltado a cargo del Ministerio, oferta que rechazó su equipo por considerar que asumir el coste de mantenimiento no era rentable para las arcas municipales, cuando las limitaciones de construcción para establecerse empresas en sus márgenes no suponían ningún impedimento para futuros posibles empresarios.