Últimas oportunidades para disfrutar de las visitas nocturnas de Ieronimus en verano

Permitirán realizar el recorrido guiado por el interior de las catedrales y las terrazas exteriores al anochecer, ambientadas con música y luz interpretativa

Visita nocturna a Ieronimus, una ascensión a las torres de la Catedral de Salamanca: la Torre Mocha y la Torre de Campanas. Foto de Manuel Lamas

La décima temporada de visitas nocturnas en ‘Ieronimus, las torres de la Catedral’ que se realizan los fines de semana permiten la realización del recorrido guiado por el interior de las catedrales y las terrazas exteriores al anochecer, estando ambientadas con música y luz interpretativa.  

Las entradas se pueden adquirir en taquilla y a través de la web www.ieronimus.es a un precio de 10 euros por persona. El aforo actualmente es de 9 personas y se ampliará en función de la situación sanitaria. Además de las visitas programadas se pueden reservar visitas a la carta cualquier día de la semana (consultar tarifa en  ieronimus@ieronimus.es y el teléfono 923 26 67 01).

Los recorridos nocturnos por las torres de la Catedral se pueden disfrutar los viernes y sábados. Los dos  fines de semana que restan de agosto a las 20:30, 21:00, 22:30 y 23:00 horas y en septiembre, octubre, noviembre, los días 4, 5, 6 y 7 de diciembre, y 10, 11 y 31 de octubre, el horario se adelantará a las 20:15, 20:30, 22:15 y 22:30 horas. Desde su puesta en marcha, en el año 2012, 46.341 personas han disfrutado de las visitas nocturnas a Ieronimus.


Ieronimus es una ascensión a las torres de la Catedral de Salamanca: la Torre Mocha y la Torre de Campanas. Un lugar privilegiado para divisar la ciudad de Salamanca y descubrir la Catedral desde un ángulo diferente.

Desde la altura se pueden divisar los templos de Santa María de la Sede –Catedral Vieja– desde la Sala del Alcaide, y Nuestra Señora de la Asunción –la Catedral Nueva– desde su balaustrada. El recorrido permite pasear por los tejados de la catedral. A través de una pasarela ubicada entre los dos templos se puede casi acariciar la Torre del Gallo. La ascensión se realiza por el interior del templo a través de pasadizos y escaleras de tramos cortos. Dispone de varias salas con zonas de descanso, información, audiovisuales y vitrinas con objetos y documentos provenientes del archivo catedralicio.

La ascensión a Ieronimus es una experiencia única. Una forma diferente de disfrutar del patrimonio de Salamanca.

Fotos de Manuel Lamas

Ver más imágenes: