Renting o compra: ¿Qué es mejor?

Adquirir un coche para uso personal o de una empresa, representa una importante decisión que debe ser evaluada en todos sus aspectos.

Primero definiendo cuál es el objetivo de la adquisición, si se trata de uso temporal o cotidiano, cuál es el presupuesto con el que se cuenta, si se tienen recursos disponibles para el mantenimiento, seguro, reparaciones, entre otros gastos.

Se debe tener en cuenta que la compra de un coche representa un gasto, ya que se trata de un bien que será depreciado con el paso del tiempo, por lo que se debe evaluar muy bien si resulta mejor comprarlo o contratarlo a través del renting.

¿De qué se trata el Renting?

 

El renting es una modalidad de alquiler de coches que cada día se hace más fuerte, está representado por un contrato de arrendamiento que va entre uno y cinco años de duración que involucra a una empresa de renting y a un cliente particular o jurídico, donde se le asigna un coche de acuerdo a sus necesidades y requerimientos, acompañado con el pago de una cuota mensual donde se cubre el servicio y todos los gastos que requiera el vehículo.

En el contrato se establece un máximo de kilometraje para el uso del coche durante su alquiler, implicando una penalización en caso de excederse, así como todo lo relacionado a los gastos que genere el vehículo por concepto de seguro, mantenimiento, reparaciones, entre otros.

Una de tantas excelentes compañías donde podrás encontrar excelentes oportunidades para alquilar un vehículo que se ajuste a tus necesidades, es Destiners.

Tipos de renting

 

Hay dos tipos de renting:

  1. Renting Fijo: se relaciona con un contrato de media o larga duración, sobre un coche nuevo, en el cual el arrendatario indica las características que desea en el vehículo.
  2. Renting Flexible: ofrece la comodidad al cliente de usar el coche mientras lo necesite, sin establecer un plazo formal para la entrega, es decir, el arrendatario puede devolverlo cuando ya no lo use, sin que esto represente una penalización, abonando solo lo correspondiente a los días en que fue usado el servicio.

¿De qué se trata una compra?

 

La compra de un coche implica el desembolso de una considerable suma de dinero a cambio de adquirir un vehículo propio, el cual puede ser totalmente nuevo o de segunda mano. La compra puede ser realizada por financiamiento o de contado.

La transacción involucra solamente el pago y adquirir el coche, todos los gastos que ocasionen los servicios, reparaciones, mantenimientos, etc. Son responsabilidad del comprador.


 

Diferencias entre Renting y Compra

 

En la compra:

  • El propietario del vehículo es la persona física o jurídica que lo adquiere.
  • No posee límites para la operación del coche.
  • A nivel contable, para caso de particulares se registra como un gasto, pero en el caso de una empresa se registra como un activo.
  • La compra de un vehículo no incluye ningún servicio relacionado a los gastos que genere, por lo que el propietario tiene que encargarse de tramitar cada una de las gestiones que vaya relacionada a dichos servicios.
  • Una vez el coche es tuyo, puedes venderlo cuando desees.

 

En el Renting:

  • La propiedad del vehículo la conserva la compañía de renting.
  • El plazo máximo de la operación es de 60 meses o 5 años.
  • A nivel contable el alquiler del vehículo se registra como un gasto.
  • Incluye todos los servicios relacionados con el uso del vehículo, póliza, reparaciones, matriculación, cambios de aceite, reposición de neumáticos, y diversos mantenimientos. La compañía de renting se encarga de todas las gestiones relacionadas.
  • Si por alguna razón se necesita entregar el tiempo antes de la culminación del contrato, dicha acción será objeto de una multa por incumplimiento de contrato.

 

Como se puede observar el renting representa en la actualidad una alternativa sumamente atractiva para quien no quiere la responsabilidad de los gastos fijos que genera un vehículo, así como le permite al usuario conducir cada cierta temporada vehículos totalmente nuevos de excelente rendimiento, sin el compromiso de ser el propietario y sin afectar su estilo de vida, en caso de que, por ejemplo, sea un viajero continuo.

Para las empresas también representa una estupenda oportunidad de ahorro, evitando la inversión de la compra y los gastos asociados al mantenimiento.

Dicho todo lo anterior, para ti ¿Qué es mejor? ¿Renting o compra?