Ciudad Rodrigo al día

 

La ciudad amurallada que vio nacer a papá y que te acogió hasta llegar a enamorarte

Carta de despedida de los hijos de Elena Romero, esposa de José Manuel de Luis Esteban, fallecida en los últimos días

> A continuación reproducimos la carta remitida por los hijos de Elena Romero Sabater, esposa de José Manuel de Luis Esteban, fallecida en los últimos días, a quién se le dio el último adiós en la mañana del miércoles en la Iglesia de Cerralbo, en una misa funeral presidida por Ángel Martín Carballo (con la compañía de otros cuatro sacerdotes) en la cual el templo se quedó pequeño ante la gran cantidad de familiares y amigos que acudieron.

Hola mamá,

Como tú querías y tantas veces hemos hablado... aquí estamos: en Ciudad Rodrigo, la ciudad amurallada que vio nacer a papá y que te acogió hasta llegar a enamorarte.

Tanto quieres a esta ciudad que papá y tú siempre nos decís que “cuando el amor te sorprende en las calles de la vieja ciudad amurallada es como una lluvia a raudales que te moja, te limpia y te empapa”.

Tus orígenes de Bilbao no te han impedido disfrutar de muchos lugares.

Madrid, con tu etapa universitaria y el noviazgo con el joven preparador de oposiciones a Inspector de Hacienda.

Ceuta y los viajes por Marruecos.

Salamanca, formando la gran familia que ahora somos (¡en un corto espacio de tiempo!).


Valladolid, con vuestras salidas, el esmalte, las comidas en Geria y la etapa adolescente, no siempre fácil, de nosotros, vuestros hijos.

Sevilla con sus plazas, el Parque de María Luisa, el Barrio Santa Cruz, los naranjos, el azahar, la Iglesia de la Caridad, su Semana Santa y hasta su Feria de Abril.

¡Qué suerte haber podido disfrutar de todos estos lugares y con tan buenos amigos!

Y ¿cómo no?..... Ciudad Rodrigo

Tus paseos por la muralla han sido necesarios e inolvidables para ti, murallas que, como papá y tú nos decís “sugieren el reto de la conquista de una plaza difícil, abrazan un mundo misterioso cerrado al exterior y hacen más deseable la belleza escondida entre sus muros”.

Siempre has querido ‘abrir sus puertas, aunque no conocieras el nombre de alguna de ellas... al aire y al sol de la modernidad’.

Y si llovía... ¿qué hacías?

Pues simplemente disfrutar del sonido de la lluvia a través de los Velux de vuestro rincón de la Colada y verla caer en sus calles empedradas.

Por todo esto, hoy has vuelto  Ciudad Rodrigo, la ciudad amurallada donde nació papá y que tú has elegido para quedarte para siempre.

Te queremos mucho mamá

Muchas gracias por todo

Tus hijos: Elena, José Manuel, Carlos y Arantxa