‘Cachapuntas y yo’, el cuento infantil de las salmantinas Judit y María Matas para normalizar el autismo

“Puede ser una herramienta para normalizar el TEA y que, además, transmita el valor de la naturaleza a los niños”, explican
autoras salmantinas Judit y María Matas, acabamos de publicar un cuento ilustrado infantil

Las salmantinas Judit y María Matas acaban de publicar ‘Cachapuntas y yo’, un cuento infantil ilustrado sobre el valor de la naturaleza desde los ojos de un niño con autismo. 

Este proyecto nacen en abril de 2020, en mitad de la cuarentena ocasionada por el inicio del estado de alarma, y surge con el objetivo principal de crear un cuento que transmita el valor de la naturaleza a los niños. “A lo largo del desarrollo de la idea sale Carlos, nuestro protagonista, con el que, además, queríamos hacer una pequeña crítica al modo de vida de las ciudades y sus varios tipos de contaminaciones. Así, encontramos en él el Trastorno del Espectro Autista como una de sus cualidades, ya que nos iba a ayudar a sensibilizar sobre estos temas. Por eso,  hablar sobre autismo pasó a ser otro de los valores principales que queríamos trabajar de forma transversal con nuestro cuento”, explican las autoras.

En este sentido, añaden que “el contacto casi diario con los niños con autismo es lo que nos facilitó hacer el estudio sobre ello para la creación de nuestro personaje. Muchas actitudes, comportamientos y respuestas reflejadas en el cuento, están inspiradas directamente por estos niños. Por ello, el cuento puede ser una herramienta para normalizar el TEA y trabajar algunos aspectos como la hipersensibilidad sensorial que suele estar unida al autismo”.

No obstante, el público al que quieren destinar el cuento es muy abierto, ya que puede servir tanto a niños como a mayores.


Las autoras

Ambas son hermanas nacidas en Salamanca. María Matas, de 28 años, tiene estudios relacionados con el Arte. Hizo Restauración y Conservación de Bienes Culturales en la Escuela de Arte de Salamanca y más tarde en la de Ávila, finalizando con una estancia Erasmus en Malta.

No solamente se centra en este ámbito, sino también en el educativo, ha trabajado como monitora de ocio y tiempo libre y actualmente lo hace en una pequeña empresa de Villamayor, Convergente, dedicada a niños con autismo. Se vio tan involucrada en este tema que ahora sigue formándose en el tema educativo y especializándose en el autismo.

Por su parte, Judit Matas, de 32 años, también cuenta con una formación y profesión relacionadas con el ámbito de la educación. Profesora de Educación Secundaria y Bachillerato de Economía, trabaja en un centro público y actualmente imparte la asignatura de Iniciativa Emprendedora. 

Juntando sus habilidades, aplicando los conocimientos de emprendimiento, educación y aprovechando la creatividad de María, se aventuraron a escribir este cuento que se puede encontrar en algunas librerías de Salamanca como Víctor Jara y Musarañas, además a través de la página web de la librería zamorana Mis cuentos infantiles y la página web de Scribo Editorial.