Las Arribes al día

El Viti, sesenta años de leyenda

El próximo jueves, 13 de mayo, se cumplen seis décadas desde que Santiago Matín ‘El viti’ confirmase su alternativa en la plaza madrileña de Las Ventas durante la feria de San Isidro  
En el momento que recibe la alternativa de manos de Gregorio Sánchez

El trece de mayo de 1961, del que el jueves hará 60 años, no fue un día más. No, fue realmente una fecha que ha quedado escrita en los legajos de oro de la Tauromaquia, porque ese día Santiago Martín ‘El Viti’ toma la alternativa. El maestro de Vitigudino, que ese día aupa su nombre al Olimpo del toreo tras rubricar una de las cimas de su carrera. Llegaba ya Santiago de novillero estrella tras rendir Madrid a su arte la anterior campaña y acaparar máximo interés en las mejores novilladas celebradas en 1960.

El Viti, que esa noche durmió en Madrid, en la habitual habitación del hotel Victoria, la ‘110’, por la mañana madruga más que de costumbre y se asoma a la ventana para contemplar el bello espectáculo primaveral que ofrece la plaza de Santa Ana. Santiago se encuentra fresco y tranquilo ante la responsabilidad que asume esa tarde y después lee en la prensa del día los pormenores de la Feria de San Isidro, ciclo en el que han confirmado su alternativa, respectivamente Antonio de Jesús y Paco Camino los días diez y once, mientras que el catorce lo hará Paco Herrera -todos ellos vinculados a su carrera en determinados momentos-. Como es obvio también hay un lugar destacado para él, que esa tarde se convierte en matador de toros. El santoral indica que es San Pedro Regalado patrón de los toreros y aunque el calendario marque que el número sea el trece, del que huyen despavoridos numerosos artistas, a Santiago no le afecta para nada esa coyuntura, ni le preocupa lo más mínimo. El quiere ser torero por encima de todo y nunca se preocupa de las supersticiones...

Para leer el artículo completo, pinchar aquí.