Recorrer en bicicleta la Cañada Real Burgalesa en Salamanca

Un recorrido para conocer la historia y las funciones de las cañadas reales y disfrutar de los paisajes de la dehesa y el Campo Charro

Recorrer los rincones de la provincia en bicicleta. Una alternativa especialmente interesante para los amantes de la naturaleza y el deporte, especialmente con la llegada del buen tiempo. En esta ocasión, la propuesta es recorrer los 45,5 kilómetros de la Cañada Real Burgalesa que discurren entre los pueblos de Carrascal de Barregas y Cabrillas, sin apenas dificultades para su seguimiento mediante bicicleta de montaña.

Un recorrido que, como señalan desde la página oficial de Turismo de la Diputación de Salamanca, la oportunidad de conocer la historia de la Cañada Real Burgalesa, los valores y las funciones de las cañadas reales y disfrutar de uno de los paisajes más significativos de nuestra provincia como es la dehesa y el Campo Charro.

Se trata de un excepcional ecosistema, ejemplo de aprovechamiento sostenible y de respeto al medio ambiente, donde poder contemplar toda una vida asociada a la dehesa, realidad patente en ermitas y casonas, costumbres y creencias.

Las características de la propia cañada en el trazado propuesto, de más de 72 metros de anchura legar, sin impedimentos de paso y a través de una orografía plana, nos permite trazar un itinerario cómodo, con apenas variaciones de altitud.

A lo largo del recorrido, y gracias a la instalación de señalización interpretativa, el visitante descubrirá la diferencia entre cañadas, veredas, cordeles o coladas, le explicaremos la función de los mojones o lo qué eran los descansaderos y ventas trashumantes.