PP, PSOE, Cs, IU y Podemos del Ayuntamiento de Salamanca muestran su rechazo al peaje en autovías

Argumenta que la provincia alberga trazados de las vías A-66, A-62 y A-50 y, de materializarse la propuesta, "supondría un revés económico para miles de salmantinos"

Pleno del Ayuntamiento en el Palacio de Congresos

Los grupos de las distintas fuerzas políticas con representación en el Ayuntamiento de Salamanca --PP, PSOE, Ciudadanos, Izquierda Unida, Podemos y el concejal no adscrito-- han presentado y apoyado por unanimidad una moción conjunta que muestra el "rechazo" al sistema de pago de peajes en autovías.

Los firmantes han aprobado un texto que recoge que adoptar el pago en estas vías "podría producir un perjuicio económico para ciudadanos y trabajadores, un descenso del turismo y una merma en las condiciones de seguridad en el transporte".

La moción ha destacado que la provincia alberga trazados de las vías A-66, A-62 y A-50 y, de materializarse la propuesta, "supondría un revés económico para miles de salmantinos" y "un agravio especialmente preocupante en un momento en el que muchas familias atraviesan por dificultades económicas como consecuencia de la pandemia".

Además, tal y como recoge el documento leído en la sesión, la medida afectaría negativamente a Salamanca "como punto estratégico de comunicación y como provincia que recibe anualmente a millones de turistas que se desplazan por carretera", y suma la repercusión que tendrán en el transporte y la "probable subida de precio de productos y servicios".

Igualmente, la corporación ha mostrado su preocupación por "la seguridad de las comunicaciones por carretera", pues, tal y como ha explicado en la moción, "de aprobarse la implantación del paso por uso de autovías, muchos ciudadanos tendrán que recurrir a carreteras nacionales y vías secundarias gratuitas para sus desplazamientos, unas infraestructuras que no ofrecen la misma seguridad".

"Asimismo, puede afectar negativamente a la economía de todos los españoles, con independencias de su nivel de renta"; ha añadido el texto suscrito por los portavoces de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento.

Aprobado por unanimidad el tercer Plan de Familia, Infancia y Adolescencia

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca también ha aprobado por unanimidad el dictamen de la Comisión de Bienestar Social sobre el tercer Plan de Familia, Infancia y Adolescencia, que cuenta con seis líneas estratégicas, 27 objetivos y 158 actuaciones a desarrollar hasta 2025.

En el turno de intervenciones, han tomado la palabra, en orden de menor a mayor representación de ediles en la corporación, las concejales Virginia Carrera y Carmen Díez, del Grupo Mixto, quienes han valorado la elaboración de este documento con propuestas de todos los grupos, de colectivos y de organizaciones, y han animado al equipo de Gobierno a que desarrollen las actuaciones incorporadas y que se informe anualmente de su materialización.


La concejal de Familia e Igualdad de Oportunidades y representante de Ciudadanos, Ana Suárez, ha valorado que el documento incorpore "necesidades" que han surgido también a raíz de la pandemia y ha destacado el "resultado obtenido" tras el trabajo de la sección municipal de infancia y familia, junto a las aportaciones de otras áreas municipales, del tejido asociativo, agentes, niños y adolescentes y diferentes grupos. "El resultado es muy positivo", ha añadido.

Por parte del PSOE, ha intervenido Juan José García Visión, quien ha valorado la medida adoptada y la incorporación de infancia y adolescencia, con un plan que se pidió en una moción socialista en julio de 2018, al área de familia. Ahora, ha deseado que el acuerdo pueda "abrirse" a aportaciones de "otras asociaciones" y se materialice lo que figura ya "en el papel".

Finalmente, la edil del Grupo Popular, Almudena Parres, ha insistido en la importancia del plan para "proteger un pilar fundamental" de la sociedad, que es, según sus palabras, el compuesto por "la familia, los niños y los adolescentes", y ha aplaudido la realización de "un plan dialogado" a través de un "documento completo y riguroso".

El diseño y elaboración del Plan ha estado coordinado desde la Sección de Infancia y Familia del Área de Bienestar Social, pero en su desarrollo se ha seguido una metodología "participativa", al contar con diferentes agentes sociales y grupos políticos para su redacción definitiva, con el objetivo de "enriquecerlo desde diferentes perspectivas".

La elaboración del Plan ha partido de un estudio sociodemográfico y diagnóstico de "necesidades" de la infancia y adolescencia en la ciudad de Salamanca, y ha tenido en cuenta las circunstancias "especiales" que se han dado en el último año como consecuencia de la pandemia y los nuevo retos a que las familias salmantinas se enfrentan.

Respecto a las seis líneas estratégicas que incorpora el plan, son las de 'Convivencia familiar y conciliación'; 'Hábitos de vida saludables'; 'Modelo de ciudad familiar'; 'Educación en valores'; 'Prevención, atención e intervención de situaciones de vulnerabilidad, exclusión y/o desprotección'; y 'Participación y Asociacionismo Infantil y Adolescente. Coordinación interinstitucional'.