Más valor añadido para la ganadería extensiva de la dehesa salmantina con el proyecto VACUSOS

Cuentan con la colaboración de asociaciones de ganaderos como 19 de Abril, UGAVAN, UCHAE y LIMUSÍN y lo que se pretende es demostrar el incremento de la rentabilidad con el cebo de los terneros en las fincas de origen

La provincia de Salamanca cuenta con el segundo mayor censo, después de Cáceres, de vacas nodrizas de España. De acuerdo con la última encuesta del MAPA, Salamanca tiene 288.784 vacas nodrizas que suponen el 50 % del censo de Castilla y León y el 14 % del censo nacional.

Con una producción adecuada, estas vacas deberían aportar al año unos 250.000 terneros de cebo (descontando las hembras de reposición). El 80 % de los terneros nacidos en Castilla y León se ceban dentro de la Comunidad (podemos suponer que en Salamanca pasa lo mismo) pero no siempre lo hacen en la granja de origen.

A través del Grupo Operativo VACUSOS, liderado por De Heus y con la participación de la Universidad de Salamanca, ITACYL, CEDESA e Imasde, así como con la colaboración de asociaciones de ganaderos como 19 de Abril, UGAVAN, UCHAE y LIMUSÍN, “pretendemos demostrar el incremento de la rentabilidad con el cebo de los terneros en las fincas de origen”.

¿Por qué el cebo en la propia finca marca la diferencia?

La dehesa forma parte insustituible del paisaje salmantino y la ganadería extensiva es imprescindible para su mantenimiento, suponiendo un valor ecológico y paisajístico sin igual. Si queremos que además sea sostenible en el tiempo tendremos que velar también por la rentabilidad del sistema.

El cebo de los animales producidos en las explotaciones de vacuno extensivo puede incrementar en un 20 % la rentabilidad del ganadero si lo comparamos con la opción de vender los terneros pasteros a otras explotaciones. Para demostrarlo, con la tecnología de nutrición de precisión de De Heus, hemos realizado cuatro pruebas en distintas explotaciones, con condiciones, razas y tratamientos diferentes para conseguir la máxima representatividad.

Los resultados confirman sus previsiones, aumentando la rentabilidad de los ganaderos. Con una formulación de la alimentación adecuada, como la utilización de heno durante el cebo que además es un recurso propio de las explotaciones, hemos demostrado que podemos mejorar los índices de conversión y reducir el consumo de pienso sin perjuicio de afectar al adecuado crecimiento.

Por otra parte, también se han ensayado dietas con niveles bajos de proteína bruta, pero formuladas en base a la digestibilidad y los aminoácidos esenciales, consiguiendo una mejora en el coste de producción y una reducción de la excreción de nitrógeno manteniendo los resultados zootécnicos.


Tecnología blockchain aplicada a la ganadería: rentabilidad y sostenibilidad

Dentro del proyecto VACUSOS también están desarrollando sistemas de monitorización de las granjas para controlar consumos de pienso o agua y de identificación de los animales. No se han olvidado de considerar y poner en valor el aporte que la ganadería extensiva tiene sobre el bienestar animal, evaluando las condiciones de bienestar de las granjas mediante métodos objetivos como encuestas, análisis de cortisol o monitorización de la actividad ruminal.

Entienden que los animales cebados en las fincas de origen tienen niveles más bajos de estrés gracias a la proximidad del cebadero, reducción de los tiempos de transporte y mantenimiento del orden social en los grupos de cebo, hermanados desde su nacimiento.

Por otra parte, el sistema extensivo de explotación supone un valor añadido para el producto final en forma de mejora de los ecosistemas, reducción de la huella de carbono, aumento del bienestar animal y calidad del producto final.

 Para poder mostrar todo esto a los consumidores también se ha constituido el Grupo Operativo SOSTVAN, en el que participan la mayoría de los integrantes de VACUSOS además de Dehesa Grande, y las universidades de Extremadura y León. A través de la construcción de una blockchain (cadena de bloques que garantiza la trazabilidad total) queremos que el consumidor vea todos los valores que aporta la carne y la ganadería y que esto suponga un valor añadido para el productor.

A través de los proyectos VACUSOS y SOSTVAN pretenden colaborar con la sostenibilidad del sector del vacuno de carne, aportando herramientas para mejorar la rentabilidad del ganadero, el bienestar de los animales, la reducción del impacto ambiental de la ganadería y el mantenimiento de las comunidades rurales ligadas a la producción ganadera.

VACUSOS y SOSTVAN son proyectos aprobados y financiados por el Ministerio de Agricultura y fondos europeos FEADER de desarrollo rural por su interés en la mejora de la producción ganadera, la sostenibilidad y la innovación en la cadena alimentaria. Con ellos, todas las entidades participantes y colaboradoras esperamos contribuir a una ganadería extensiva rentable y de valor añadido para nuestros ecosistemas.