El cóctel explosivo de mascarillas y calor que daña la salud de los jugadores del fútbol base

El fútbol base y el no profesional deben jugar este curso bajo medidas muy delicadas para la salud con el fin de intentar evitar contagios, pero sus problemas ya empiezan a pasar factura

Un partido en el que los jugadores no pueden aguantar con la tortura de la mascarilla puesta

La absoluta vergüenza de la Federación de Castilla y León para que el fútbol más modesto tuviera cabida –a cualquier precio por sus intereses económicos– esta temporada se empieza a hacer cada vez más patente. Las altas temperaturas de los últimos fines de semana supusieron un problema añadido al uso de las mascarillas en el fútbol base y el no profesional. Con el fin de intentar evitar la propagación del coronavirus en los terrenos de juego, el organismo regional adoptó medidas sanitarias que son prácticamente incompatibles con cualquier actividad deportiva.

De hecho, los sábados y domingos solo hay que darse una vuelta por los diversos campos para observar los inconvenientes que viven los protagonistas que saltan al verde, independientemente de su edad y la categoría en la que militen. Así, las mascarillas bajadas son la tónica habitual, puesto que correr durante 90 minutos con ella puesta es realmente duro. Ante ello, Manu López, capitán desde hace muchísimos años en el Pizarrales de Aficionados, comenta que “el mayor problema de jugar con mascarilla es que exhalas dióxido de carbono y no coges todo el oxígeno que deberías, por lo que estás creando una insuficiencia respiratoria”.

Por su parte, David Herrero, presidente del Cabrerizos, sigue la misma línea y se muestra crítico con el fútbol en la actualidad al indicar que “lo de tener que usar mascarilla, y es la opinión del 99,9% de gente del club, es una aberración”. Además, el mandatario apunta otro aspecto rocambolesco que se vive en el verde: “Ha habido veces que nos han sacado seis, siete u ocho amarillas a entrenadores o futbolistas por bajarse la mascarilla para respirar un poco. Me parece increíble que esto esté pasando. El árbitro tiene que retirársela para pitar y en caso de ser un jugador, a la primera le avisan y luego ya hay tarjeta. Son niños y es perjudicial jugar con ella puesta…”, se lamenta.

Mientras, Aitor López, entrenador del Alevín del Pizarrales, alega que “el uso de la mascarilla es la medida que han puesto para entrenar y competir, pero no es lo mismo hacerlo en abril que en junio por el calor”. Así, el técnico rojiblanco relata las escenas que ha vivido desde la vuelta de la Liga: “En un partido contra el Villares, un jugador suyo no pudo acabar porque se ahogaba por el bochorno que hacía, el esfuerzo, el agobio de la mascarilla… no pudo volver al campo”, dice a SALAMANCA AL DÍA. Sin embargo, ahí no queda la gravedad del asunto, puesto que Aitor pone en tela de juicio cómo será jugar en la recta final del curso al hablar de que “la Federación tendrá que afrontar esta situación con más tiempos muertos o de otra manera, pero el problema es cuando están jugando, no el parón”.

En definitiva, la vuelta del parte del fútbol a Salamanca capital y el resto de lugares de la provincia fue una ilusión enorme para todos, a pesar de que el paso del tiempo -y las jornadas también- evidenció que el organismo competente no estuvo a la altura en diversos aspectos y no pensó en la salud de los futbolistas.



Ante el reportaje aparecido en SALAMANCA AL DÍA, la Federación de Castilla y León decidió emplear su derecho de rectificación de la siguiente manera al no gustarle lo publicado después de que diversas voces compartieran su opinión sobre lo que están viviendo en la presente campaña:

“Desde la Federación de Castilla y León de Fútbol nos gustaría exigirle la profesionalidad que usted nos demanda “estando a la altura” de las circunstancias, en su información publicada hoy 6 de mayo en el diario digital Salamanca tv al día.

Como esperemos conocerá, la autoridad competente en el momento que nos ocupa es el Gobierno Regional y las normas reguladoras que, por desgracia, se adueñan de parte de nuestro deporte están recogidas en la Guía de la Junta de Castilla y León para competiciones oficiales y entrenamientos en el ámbito deportivo autonómico, publicada en nuestra página web www.fcylf.es para general conocimiento de nuestros afiliados.

En esta guía, que hace referencia al acuerdo 25/2021 de 8 de marzo, se menciona explícitamente que “el uso de la mascarilla será obligatorio en las modalidades donde pueda existir contacto físico”. Por lo tanto, la Federación de Castilla y León de Fútbol no tiene, como decimos por desgracia, poder de decisión en estos momentos de pandemia y alerta sanitaria.

Como usted comprenderá, las normas están para cumplirlas, si no fuera así, la vuelta del fútbol hubiera sido imposible. Sobra mencionar que, aquel equipo o futbolista que no ha querido inscribirse, ha podido no hacerlo con total libertad y sin perjuicio deportivo.

A pesar de esta circunstancia y sabedores de la dificultad de tal normativa, la FCYLF publicó una guía de preguntas sobre el uso de la mascarilla en las Ligas “volvemos” con el ánimo de dar respuesta a las comprensibles dudas al respecto, que también puede encontrar en nuestra página web.

Exigimos la rectificación de su artículo llamado “la vergüenza de la Federación” pues no está a la altura, ni muchísimos menos, de lo que ha estado y está el fútbol en estos difíciles momentos para la sociedad castellano y leonesa”, dijo para mostrar su enfado. Así, este medio cumplió con la petición del organismo de mostrar su protesta al no tener nada que ocultar.