Béjar al día

Diputación solucionará en breve la peligrosidad de los salientes en la carretera de Candelario a Navacarros

Los responsables de mantenimiento cortarán los hierros que sobresalen después de instalar la malla metálica y valoran otras medidas de seguridad para la zona

Carretera DSA-181 de Candelario a Navacarros

En la carretera de Candelario a Navacarros (DSA-181) la Diputación de Salamanca ha instalado una malla metálica para contener desprendimientos de rocas y se han dejado, sobresaliendo en la parte baja,  los hierros que la sujetan , algo que resulta especialmente peligroso para ciclistas y motoristas ante una posible salida de la vía en esa curva.

Desde el área de Carreteras de la Diputación de Salamanca se está tratando de agilizar al máximo una solución que pasará por cortar la cabeza de los salientes, pero además se está valorando rellenar la cuneta de hormigón o poner una bionda  o quitamiedos, para dar mayor seguridad a esa zona de carretera situada en un espacio natural, que cuenta con una especial protección medioambiental.