La USAL está "pendiente" de modificaciones tras el estado de alarma para adaptar su actividad al cambio de limitaciones

Como experto en derecho, el rector ha explicado que la capacidad de "limitar derechos fundamentales" queda "muy reducida" fuera del estado de alarma

El rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo Rivero, a la derecha. Foto EP

El rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo Rivero, ha señalado que los responsables de la institución académica se mantienen "pendientes" de las decisiones que se tomen desde la Administración para adaptar su actividad docente e investigadora al nuevo marco normativo que surja tras el 9 de mayo, cuando en principio concluirá el estado de alarma.

Rivero ha insistido en que la USAL "se adaptará a lo que el marco establezca", sobre el que está "seguro" de que las comunidades autónomas "arbitrarán medidas", sin conocer por el momento cuáles serán en el caso de las que afecten a Castilla y León y, con ello, a los campus de la Universidad de Salamanca.


Como experto en derecho, ha explicado que hay varias vías para adoptar decisiones en contra de la propagación de la covid-19, aunque la capacidad de "limitar derechos fundamentales" queda "muy reducida" fuera del estado de alarma, ha reconocido.