Ciudad Rodrigo al día

El presidente de la Conferencia Episcopal dice que “si en algo puedo ayudar, lo haré con gusto”

El Nuncio Apostólico comenta que seguirá enviando “todos los pareceres” al Santo Padre, “que tendrá la última palabra”

Juan José Omella

El Centro de Estudios Mirobrigenses (CEM) dio a conocer durante la tarde del lunes las nuevas cartas que ha recibido tanto del Nuncio Apostólico del Papa en España, Bernardito Cleopas Auza, como del presidente de la Conferencia Episcopal Española, Juan José Omella Omella, a modo de contestación de las misivas enviadas desde el CEM reivindicando el nombramiento de un Obispo titular, exclusivo y residencial para la Diócesis de Ciudad Rodrigo.

La gran novedad es la carta de Juan José Omella Omella (Bernardito Auza ya había contestado a otras previamente), en la cual el también Cardenal Arzobispo de Barcelona indica que “toma nota” de las “reflexiones y propuestas para las diócesis de Ciudad Rodrigo y Salamanca” enviadas el 15 de enero desde el Centro de Estudios Mirobrigenses, y anuncia que “si en algo puedo ayudar, lo haré con gusto”.

En todo caso, el presidente de la Conferencia Episcopal Española deja la puerta abierta en su carta (con fecha del 22 de abril) a que ocurra ‘cualquier cosa’ con la Diócesis de Ciudad Rodrigo, porque también apunta que “sea cual sea la decisión, estoy seguro que lo aceptaremos con paz sabiendo que los cristianos vemos en todo signos de la voluntad de Dios”.


Mientras tanto, las dos nuevas cartas de contestación recibidas del Nuncio Apostólico del Papa en España, Bernardito Auza (con fechas del 19 y 21 de abril), siguen la línea de las ya enviadas con anterioridad. En este sentido, el Nuncio vuelve a comunicar al CEM que “todos los pareceres expresados, de los cuales he tomado nota, son presentados a la atención del Santo Padre, el Papa Francisco, que tendrá la última palabra”.

El Centro de Estudios Mirobrigenses señala en una nota de prensa que “sigue abierta la recepción de adhesiones y firmas que serán remitidas a la Nunciatura a medida que vayan recibiéndose”, apuntando que la movilización de la sociedad se mantiene “con la esperanza de que la Diócesis de Ciudad Rodrigo pueda continuar desempeñando un normal funcionamiento, como hasta ahora, y cuente con un Obispo propio”.