El Perfumerías Avenida fuerza el tercer partido de la final después de asaltar La Fonteta (74-76)

Las charras derrotaron al Valencia Basket a domicilio y le devolvieron el golpe de hace escasos días en Salamanca

Katie Lou, en la Fonteta / CB Avenida

El Perfumerías Avenida forzó el tercer partido de la final después de asaltar La Fonteta (74-76). Las charras derrotaron al Valencia Basket a domicilio y le devolvieron el golpe de hace escasos días en Salamanca. Así, el próximo jueves, Würzburg vivirá el choque decisivo en la pelea por la Liga. 

Por su parte, el entrenador Roberto Íñiguez decidió confiar en su quinteto de lujo para tratar de salvar los muebles ante el cuadro taronja. Por ello, Silvia Domínguez, Tiffany Hayes, Karlie Samuelson, Katie Lou Samuelson y Emese Hof fueron las jugadoras que partieron sobre la pista. 

La capitana del conjunto charro fue la encargada de abrir la veda, pero poco tardaron las de Rubén Burgos en imponer su dominio para distanciarse en el marcador. La defensa azulona no fue buena en el arranque de la contienda y solo un parcial de 0-8 salvó el primer acto con el 23-18.

En el segundo, el Perfumerías Avenida reaccionó al ser plenamente consciente de que se le estaba escapando el título nacional. Paso a paso, las de Salamanca lograron recortar diferencias e incluso se pusieron por delante gracias al buen hacer colectivo. Finalmente, un triple de Silvia Domínguez hizo que el 39-42 diese alas al subcampeón de Euroliga.


Con el paso por los vestuarios, las del pabellón de Würzburg se quedaron un buen rato sin poder encontrar el aro de su adversario. La igualdad fue tremenda y la batalla llegó a los diez últimos minutos con absolutamente todo por decidir con un 56-56

En el último cuarto, las alternancias se sucedieron con una Fonteta que apretó de lo lindo. Sin embargo, un ‘triplazo’ de Katie Lou Samuelson con el tiempo casi cumplido en la penúltima posesión salmantina dinamitó todas las opciones del Valencia Basket, a pesar de que intentó obrar el milagro llevando el desenlace a la línea de tiros libres con faltas. Habrá tercer partido… y pinta bien.