El estado de emergencia finaliza en Portugal el viernes 30 de abril

Después de estar en vigor durante 173 días consecutivos en los que ha sido renovado 11 veces

Lisboa, Monumento a los Descubrimientos/ MARTÍN-GARAY

El Presidente de la República Portuguesa ha anunciado que el estado de emergencia terminará este viernes 30 de abril.

El actual estado de emergencia ha estado vigente en el país durante 173 días ininterrumpidamente, desde el pasado 9 de noviembre, cuando fue declarado por segunda vez desde el inicio de la pandemia. Se ha ido renovando cada 15 días, una vez autorizado por el Parlamento y previa consulta al Gobierno.

En una comunicación dirigida al país, Marcelo Rebelo de Sousa informó que había decidido poner fin a esta figura, por la que algunos derechos, libertades y garantías quedan temporalmente suspendidos, una vez oído a los expertos, a los partidos con representación parlamentaria y al Gobierno.

“En esta decisión pesó la estabilización y el descenso del número medio de fallecidos, de hospitalizados y de ingresados en UCI, así como la bajada del número de contagiados, es decir, la bajada de la incidencia de la pandemia”, argumentó Rebelo de Sousa.

Hizo referencia el Presidente a que esta decisión también había sido posible gracias al aumento de test y de la vacunación, así como al hecho de haber trascurrido ya varias semanas desde la Semana Santa y del regreso a las aulas y no tener ambos un reflejo significativo en el número de casos.

Quiso Marcelo Rebelo de Sousa tener un reconocimiento a los especialistas, en particular, a los epidemiólogos, sin olvidar el comportamiento de los portugueses en estos últimos meses. “Mi reconocimiento al consistente y disciplinado sacrificio de millones de portugueses desde noviembre y, más intensamente, desde enero.”


Portugal declaró por primera vez el estado de emergencia con base en la pandemia el 19 de marzo de 2020 y, en aquella ocasión, estuvo vigente durante 45 días, hasta el 2 de mayo.

En este momento el país está realizando una desescalada progresiva después del confinamiento decretado el 15 de enero, que se halla en diferentes fases, según la incidencia acumulada de cada concejo.

Recordando que el fin del estado de emergencia no significa el fin de la preocupación preventiva, adelantó que no dudaría en volver a declarar el estado de emergencia si fuese necesario.

Nada se sabe aún sobre el final de los controles en la frontera terrestre con España, vigentes desde el 31 de enero, prorrogados cada 15 días. El actual vigora hasta este viernes día 30.

El Presidente terminó su breve discurso con la emotividad que lo caracteriza: “Portugueses, os estoy agradecido por este año y dos meses de valiente y disciplinada resistencia. Sé que cada apertura implica más responsabilidad y que los próximos tiempos serán aún muy exigentes. Yo creo en vuestra sensatez y solidaridad, en una lucha que es de todos. En ella, tenemos que poder contar con cada uno de nosotros. Cada portugués, cuenta.”