Las Arribes al día

Rentabilidad, innovación, calidad del producto y respeto al medio ambiente, camino de la PAC 2023-2027

El director general de la PAC de Castilla y León, Juan Pedro Medina, esboza en una interesante ponencia las cuestiones más destacadas de la nueva PAC, aunque aún con mucho por decidir

Juan Pedro Medina esbozó en una interesante ponencia cómo será la PAC 2023-2027 / FUENTE: PANTALLAZO DE LA SESIÓN TELEMÁTICA

El director general de la PAC de Castilla y León, Juan Pedro Medina, realizó un interesante esbozo de lo que será la nueva PAC 2023-2027, ponencia enmarcada en el vigésimo aniversario de la cooperativa Dehesa Grande y en la que también intervendrían el presidente de la cooperativa, Gabriel Gonzalo, y el gerente de la entidad, Octavio Gonzalo. Además, intervinieron con varias preguntas el representante de Urcacyl, José Manuel Domínguez, y de Cooperativas Agroalimentarias, Alejandro Gutiérrez y Gabriel Trenzado. La sesión estuvo presentada por Nuria Vaquero, responsable de Comunicación de Dehesa Grande.

Pedro Medina avanzó lo que será el nuevo periodo de la PAC 2023-2027, aunque advirtió que “aún queda mucho por decidir”. A grandes rasgos, el director general de la PAC de Castilla y León dejó pinceladas de lo que será el nuevo camino de la política agraria de la UE, con una reducción de los pagos directos y el incremento de ayudas por la consecución de otros objetivos, en su mayoría ligados a la conservación del medio ambiente, apartado al que se deberá destinar un 40% del presupuesto, que en el caso de España será de 47,7 millones de euros para el periodo. De este modo, los pagos directos, con 34.124 millones de euros, sufren una ligera reducción respecto al periodo anterior, sin embargo las ayudas a Desarrollo rural crecen hasta los 8.530 millones, por 5.069 millones los destinados a Medidas de Mercado.

En opinión de Medina, en la nueva PAC “se cambian las palabras para que nadie cambie”, aunque reconoció la incorporación de matices en lo que llama la “Revolución Verde en la UE” a través de los Ecoesquemas, ayudas que actualmente se incluyen en el Pago Verde, aunque los actuales ecoesquemas primarán en mayor medida la consecución de objetivos en favor del medio ambiente. Lo positivo para el vacuno de carne es que se flexibiliza el cumplimiento de los condicionantes a los que está sujeto el actual Pago Verde, respecto a identificación de animales, registros y censos. Asimismo, Medina recordó que desde Castilla y León se ha presentado una nueva propuesta de ecoesquemas al Ministerio con más incentivos para el agricultor y ganadero, además de simplificar estas ayudas. Aunque no está decidido, Medina avanzó que el modelo de ayudas asociadas será similar al actual, aunque el Ministerio estudia incrementar las compensaciones a los sectores menos desfavorecidos. Además, avanzó la posibilidad de que el Ministerio revise los plazos de convergencia para 2022 y amplíe el proceso desde 2025 hasta el final del periodo en 2027.  

En el vacuno de carne, principal objetivo de la ponencia, la principal novedad será el cambio del concepto de las ayudas, que pasará de las cabezas de ganado al tamaño de las parcelas, aunque a modo de conclusión, como coincidió Medina y el gerente de Dehesa Grande, Octavio Gonzalo, el nuevo modelo PAC debe entenderse como una herramienta dirigida a lograr la rentabilidad de las explotaciones a través de la innovación y la calidad respetando el medio ambiente, un modelo que Medina reconoció estar a favor, al menos en la teoría, cuestión distinta será su aplicación llegado el momento.  

Precisamente, Octavio Gonzalo avanzó en su primera intervención los proyectos en los que se encuentra inmersa Dehesa Grande, tales como la modernización de instalaciones veterinarias, un nuevo muelle de descarga y otras actuaciones para mejorar la calidad de vida de sus 65 empleados; un proyecto de energías renovables para reducir la emisión de CO2 a través de un consumo eléctrico más eficiente y limpio, o la ampliación de su sistema de depuración, entre otras.

Por su parte, el presidente de Dehesa Grande, Gabriel Gonzalo, recordó que en estos 20 años esta cooperativa se ha caracterizado por su apuesta hacia la calidad y la defensa del sector, y en especial de sus 600 socios, ejemplo dinamizador del oeste salmantino con inversiones en la comarca de Vitigudino que ayudan a consolidar el sector ganadero y en especial el del vacuno de carne. Como destacó Juan Pedro Medina, a pesar de la pandemia y la situación por la que atraviesa el vacuno de carne, como consecuencia de las restricciones a la hostelería, Dehesa Grande ha logrado aumentar su facturación en el último ejercicio hasta los 37 millones de euros.

Dehesa Grande

Desde el año 2000 Dehesa Grande S. Coop. aglutina a través de sus más de 600 socios, 30.000 vacas de cebo, la mayor parte de la cabaña reproductora son F2 descendiente de la raza autóctona, 65.000 ovejas y 500 reproductoras ibéricas.

Los socios de Dehesa Grande pertenecen a seis cooperativas de primer grado de la provincia de Salamanca: Consorcio de Promoción del Ovino, Fuentevacuna S. Coop., Ganavaex S. Coop., Campo Vacuno, Carne Natural de Ledesma y Vacuno Béjar S. Coop .

Como Sociedad Cooperativa Prioritaria desde 2017, entre sus servicios destacan la certificación de explotaciones que garantiza a los clientes una carne de calidad, lo que exige que los socios de Dehesa cumplan un riguroso protocolo que incluye inspecciones a nivel sanitario y alimenticio tanto en las explotaciones como en el matadero.

El asesoramiento veterinario, con técnicos especialistas que atienden cualquier problema sanitario o enfermedad que pueda surgir en las explotaciones, y el asesoramiento técnico.

Asimismo la comercialización de ganado y la formulación y nutrición animal, donde mensualmente se trabaja con nutrólogos que garantizan que el pienso de Dehesa Grande es siempre el más competitivo en calidad y en precio sin perder propiedades.