Ciudad Rodrigo al día

La hostelería mirobrigense inicia el 4º período de cierre obligado de su interior

Al menos durante una semana la actividad volverá a limitarse a las terrazas y a los servicios de recogida a domicilio

Desde las 0.00 horas del martes la hostelería de Ciudad Rodrigo tiene que tener cerrado de nuevo el interior de sus establecimientos, tal y como se recoge en el Acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León celebrado en la jornada del lunes que aparece publicado este martes en el Boletín Oficial de Castilla y León, al haber superado la incidencia quincenal del coronavirus en la localidad los 150 casos por cada 100.000 habitantes (el domingo llegó a 154 casos por cada 100.000 habitantes).

El cierre ahora decretado es ya el 4º cierre obligado del interior de la hostelería mirobrigense por culpa de la pandemia del coronavirus. El más largo hasta la fecha fue el inicial, cuando debió permanecer cerrado desde que se decretó el primer estado de alarma a mediados de marzo (aunque la práctica totalidad de establecimientos de Ciudad Rodrigo cerraron de forma voluntaria por anticipado) hasta el 7 de junio.

Posteriormente, se volvió a decretar el cierre de la hostelería en toda la Comunidad desde el 6 de noviembre, pudiendo volver a funcionar en Ciudad Rodrigo (al igual que en toda la provincia de Salamanca) el 4 de diciembre. En esos dos primeros períodos, el cierre de la hostelería fue absoluto (salvo los últimos días del primer período –desde el 25 de mayo-, cuando ya pudo haber terrazas).

Ya en 2021, se decretó un nuevo cierre a partir del 13 de enero, aunque en aquel momento las terrazas sí pudieron seguir funcionando, excepto en los 8 días comprendidos entre el 31 de enero y el 7 de febrero, cuando tampoco pudieron hacerlo en Ciudad Rodrigo por las medidas de ‘carácter excepcionalísimo’ implantadas al dispararse la incidencia acumulada de la enfermedad. Ese período de cierre finalizó el 7 de marzo, momento desde el cual el interior había podido estar operativo, aunque con limitaciones de aforos y usos.


Inicialmente, el cierre ahora decretado debería prolongarse durante 14 días (sería hasta el 10 de mayo), pero a la hora de la verdad el acuerdo publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León no lo llega a dejar claro, apuntándose únicamente, para Ciudad Rodrigo y el resto de localidades afectadas, que la aplicación de estas medidas de restricción se revisará cada 7 días (en las mañanas de los lunes) en función de los datos epidemiológicos que presenten.

Dure lo que dure ese cierre del interior, los establecimientos de hostelería se ven obligados de nuevo a tener solo operativas sus terrazas (además de otros servicios como el de recogida), que en la mañana del martes tuvieron una aceptable ocupación en distintas zonas de Ciudad Rodrigo, aunque todo cambió a las 14.00 horas, momento en el que se puso a llover durante un rato, despejándose aquellas terrazas que no tienen ninguna cubierta.