Béjar al día

El Ayuntamiento de Béjar entrará en un registro de administraciones NO colaboradoras con el Procurador del Común

El Procurador del Común archiva el expediente sobre las quejas de algunas asociaciones de vecinos por la celebración  de las fiestas de 2019 en el centro de la ciudad, ante la falta de respuesta del Ayuntamiento de Béjar a su Resolución

Celebración en La Corredera de las Fiestas de Béjar 2019

Antes de elegir la ubicación de fiestas que puedan molestar a los vecinos, el Ayuntamiento debe hacer una valoración previa de la incidencia acústica

Tomás Quintana López, procurador del común de Castilla y León, ha dirigido un escrito a los vecinos que formularon una queja por la celebración de las fiestas de la Virgen del Castañar de 2019 en la zona centro de la ciudad, diciéndoles que pese a haber admitido a trámite dicha queja se ve en la obligación de archivar el expediente ante la falta de respuesta del Ayuntamiento de Béjar, una vez transcurridos cuatro meses y “tras haber reiterado en varias ocasiones” al Ayuntamiento, la necesidad de conocer su postura ante la Resolución, en la que se pedía al Consistorio bejarano que, para la programación de futuros festejos, aportara un estudio que determinase la incidencia acústica de los lugares entre los que se podía optar para la celebración de las fiestas, según lo previsto en el artículo 10.1 de la Ley 5/2009, de 4 de junio, del Ruido de Castilla y León.

 “con motivo de la organización de actos de especial proyección oficial, cultural, deportiva, religiosa o de naturaleza análoga, los Ayuntamientos podrán adoptar en determinadas áreas acústicas, previa valoración de la incidencia acústica las medidas necesarias que dejen en suspenso temporalmente el cumplimiento de los valores límite que sean de aplicación a aquéllas”.

Pese a que es competencia de las administraciones locales decidir sobre la ubicación de las actividades que programan en la vía pública, el Procurador del Común hace referencia a que existe jurisprudencia suficiente de tribunales superiores para que sean tenidas en cuenta las molestias que se ocasionan a los vecinos, las cuales deben ser valoradas a la hora de decidir sobre el lugar más idóneo para la celebración de eventos como las fiestas patronales.


En el escrito del Procurador a las asociaciones de vecinos que firmaron la queja, les dice textualmente “le comunicamos que con esta misma fecha, nos dirigimos al Ayuntamiento de Béjar manifestando nuestro malestar por la ausencia de contestación a nuestra Resolución y por la imposibilidad de poder comunicarle a Ud. la postura de la Administración. Así mismo ponemos en su conocimiento que el Procurador del Común de Castilla y León hará constar  esa falta de respuesta a nuestra Resolución en el Registro de Administraciones y entidades NO colaboradoras con la Institución y en el Informe que presenta anualmente a las Cortes”.

El Grupo Municipal Popular ha manifestado que es muy grave que el nombre de Béjar, tenga que verse en un registro de tales características por la incompetencia o falta de ganas de trabajar de los responsables que debían haber dado una respuesta al requerimiento del Procurador del Común, y ha añadido que ahora, con toda la documentación en la mano, cualquier vecino podrá ir a los tribunales contra el Ayuntamiento de la ciudad, si vuelve a darse una situación similar a la que motivó la queja ante la institución castellano-leonesa creada para defender los derechos de los ciudadanos ante las administraciones.