Goleada de esperanza del Guijuelo ante el Lealtad (2-3)

El equipo chacinero se resiste a darse por vencido y cosecha una nueva victoria en la segunda fase y se acerca a la salvación

Los jugadores del Guijuelo celebran un tanto frente al Lealtad - Fotos: Twiiter CD Guijuelo

Herido, pero ni mucho menos muerto. El CD Guijuelo aún tiene mucho que decir en lo que queda de temporada y tras la buena victoria de la pasada semana en el Municipal Luis Ramos, hoy ha vuelto a vencer, y lo ha hecho a domicilio y por tres goles a uno. El Lealtad, otro equipo necesitado de puntos para evitar el descenso a Tercera RFEF, no logró detener a un ilusionado Guijuelo que se adelantó pronto en el marcador.

El Guijuelo desde un principio fue a por el partido, con mucho ímpetu en la salida y un disparo de Isma Cerro. Poco tardaron los de Jorqués en marcar el primero. Fue Lolo Plá a la salida de un corner quien puso el primero en el marcador tras un acertado remate de cabeza. El Lealtad acusó mal el gol en contra y los nervios llevaron a René Pérez a cometer falta en el área diez minutos después del primer tanto. Expulsión para el jugador local y penalti a favor de los chacineros. De nuevo Lolo Plá fue el goleador tras superar en la pena máxima a Bussman. 

Con dos goles en contra, el partido pintaba muy positivo para un sufridor Guijuelo, pero no es la primera vez que se adelantan para perder ventaja más tarde, así que los jugadores decidieron rematar el trabajo. Deco materializó esas ganas con el tercer gol. Jugada de Lolo Plá que cede atrás para Plá y el tercero que subía al marcador con un Guijuelo claramente superior a su rival.


En la segunda mitad, el Lealtad no tiraba la toalla, mientras el Guijuelo bajó un punto la intensidad, pero no la guardia. El punto más negativo del encuentro fue la retirada de Razvan del terreno de juego lesionado, sin que se conozca el alcance de su lesión. Los locales recortaron distancias en la recta final con un gol de Dani Sandoval, poniendo el 1-3 en el marcador, pero muy lejos de quitar mérito a los verdiblancos y sin duda sin opciones de hacer peligrar sus tres puntos. Unai tuvo tiempo de recortar distancias en el descuento con un segundo gol que de haber sido antes en el partido habría sido muy problemático para los del Guijuelo. Sin embargo, el cronómetro ya estaba prácticamente agotado.

El partido finalizó con una victoria que sirve no solo para ganar tres puntos sino para soñar de verdad con el milagro para un Guijuelo que partió de lo más bajo de la tabla y que ya está en la séptima posición, a seis puntos de los puestos de salvación, el primero, el de promoción, ocupado por el Salamanca UDS.