Ciudad Rodrigo al día

Los equipos de la base del III Columnas salen al aire libre para poder volver a jugar

Tras más de un año sin hacerlo, disputaron a lo largo del viernes varios partidos en la pista de Las Canteras

Entre las actuales medidas de restricción a las que obliga la pandemia del coronavirus se encuentra la prohibición de disputar partidos de fútbol sala (y de cualquier otro deporte de contacto) en recintos a cubierto, salvo que se trate de categorías nacionales o que concluyan con fases de ascenso. Eso había provocado que desde que estalló la pandemia en marzo de 2020, los equipos de la base del III Columnas (de cadetes para abajo) no hubieran podido volver a jugar ni un solo partido, ni siquiera entre ellos.

Para poner fin a esta larguísima abstinencia, los equipos del III Columnas decidieron salir en la jornada festiva del viernes de su ‘casa’, el Pabellón de la Avenida Conde de Foxá (donde ya llevan entrenando algo más de un mes), para disputar una serie de partidos amistosos entre ellos mismos en la pista deportiva del barrio de Las Canteras. La fecha elegida para este retorno no ha sido una cualquiera, ya que el 23 de abril era la jornada en la que tradicionalmente el Club celebraba su fiesta anual, en la que se reunían jugadores, técnicos y familias, para pasar un día de convivencia.

En este caso, no se le quiso dar demasiado ‘bombo’ de forma previa a esta jornada en Las Canteras para evitar cualquier aglomeración de público, aunque evidentemente se acercaron por allí algunos familiares de los jugadores, sobre todo de los más pequeños. A la hora de disputarse los partidos, se hizo con todas las medidas de precaución, estando en pista únicamente los chavales a los que les tocaba jugar, a quienes justo en la entrada se les controlaba la temperatura, además de ser obligatorio que se desinfectasen con gel hidroalcohólico. Asimismo, debieron jugar con la mascarilla puesta.


La jornada de partidos comenzó a media mañana con un encuentro entre el Infantil A (patrocinado por Textiles Acosta) y el Cadete B (patrocinado por Talleres Pascual Silva), seguido de un triangular entre el Benjamín A Caracillo, el Benjamín B Multiópticas y el Alevín B Hermon. Después de comer, hubo otro triangular, entre el Infantil A Textiles Acosta, el Infantil B Textiles Acosta y el Alevín A Calzados Jorvi, rematándose la jornada con un partido entre los chavales de la Escuela del Club -los más peques-.

Este partido concluyó con una tanda de lanzamiento de penaltys por parte de todos los jugadores, para rematar una jornada donde finalmente no hubo problemas con la meteorología aunque las previsiones eran irregulares. De este modo, se vivió una gran fiesta del fútbol sala durante todo el día, siendo el único ‘problema’ la cercanía de los postes de las canastas de baloncesto con el perímetro de la pista de fútbol sala, lo que obligó a tener alguna precaución (involucrados en la jornada expresaron que sería conveniente que se acolchasen esos postes para evitar riesgos).