Los usuarios del transporte público en Espino de la Orbada tendrán una marquesina en su parada de autobús

Visto bueno a la petición de los socialistas para que la Junta instale la estructura que permita protección de las inclemencias meteorológicas

Rosa Rubio, procuradora del PSOE por Salamanca

Los vecinos de Espino de la Orbada, usuarios del transporte público de viajeros por carretera, podrán, “por fin”, acceder al autobús “de una manera segura, digna y al resguardo de las inclemencias meteorológicas y los rigores del clima”, algo que llevaban demandando, y reivindicando desde hace muchos años.

De esta forma, y con estas declaraciones, ha mostrado su satisfacción la procuradora del PSOE por Salamanca, Rosa Rubio, tras tramitar y defender en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente una iniciativa del Grupo Socialista, presentada en la en las Cortes de Castilla y León, que fue aprobada por unanimidad, en la que se instaba a la Junta a la construcción o instalación de una marquesina, o refugio de espera, en la única parada de autobús que existe en este pequeño municipio, donde confluyen hasta tres vehículos, o las tres líneas que prestan el servicio de transporte público de viajeros por carretera que les une con los centros escolares, ubicados en otras localidades próximas, y con la capital de Salamanca.

 Rubio afirmaba que va a “reportar importantes beneficios” a los aproximadamente 300 vecinos que en Espino de la Orbada residen, en su mayoría con mucha edad, “y siendo el autobús el único medio del que disponen o dependen para desplazarse”. De este modo, acabarán “las habituales escenas de mayores y pequeños haciendo largas esperas, de forma incómoda e insegura, a plena intemperie, con calor, frio o lluvia, para coger el autobús e ir, por ejemplo, a consulta médica, el hospital, o los colegios e institutos que se encuentran a kilómetros de distancia”.