El Puma Chávez más humilde: “Fallo más de lo que meto. Si metiera todas... sería el máximo goleador”

“Me fui triste a casa porque había fallado dos ocasiones claras de gol”, comenta el mexicano tras el partido con el Covadonga en el que anotó el único tanto que hubo

El Puma Chávez, eufórico con Fer Llorente tras un gol / Lydia González

El Puma Chávez, delantero del Salamanca UDS, atiende a este medio de comunicación a pocos días de medirse al filial del Sporting de Gijón para hablar de su temporada, sus goles, sus fallos, el césped del Estadio Helmántico y su futuro en el club o fuera de él.

Aspecto anímico tras volver a ganar: “Nos sentimos de forma muy buena, porque llevábamos tres empates seguidos y el grupo está muy alegre, tranquilo. Son siete partidos sin perder y vamos por el bueno camino, cada domingo es una final y hay que ir al límite luchando contra todo”.

Gol que dio los tres puntos: “Si te digo la verdad, no creas que volví muy contento. Me fui triste a casa porque había fallado dos ocasiones claras de gol y porque ‘mi culo fue burro’, sufrimos hasta el final y no pudimos matar el partido desde un principio”.

Cinco tantos este curso: “Fallo más de lo que meto, si metiera todas… sería el máximo goleador. En cada partido tengo una para ello”.

Por qué falla en Liga: “Creo que es porque no me concentro en ese momento y me lío con la cabeza por querer hacer otra cosa. Las cosas las hago al revés”.

Sporting ‘B’: “Son once jugadores que lo van a dar todo por sí mismos. Queremos jugar de tú a tú y el equipo más débil puede ser el más fuerte y al revés. En fútbol puede pasar de todo y va a ganar el que sepa afrontar bien la situación”.


Más cómodos a domicilio que en casa: “Es por el campo. Hemos jugado en lugares muy buenos como visitantes y en los que se puede tocar la pelota. El Helmántico (el césped) es un verdadero asco, no lo cuidan nada. Ahora ya está un poco mejor y no es como el del Bernabéu o el Camp Nou, pero viendo las semanas anteriores ha mejorado”.

Estado del Helmántico: “La verdad es que desconozco el motivo por el que está así, porque nosotros lo usamos poco para que se recupere. No sé si es por el frío. Alguna parte está muy jodida y desde fuera no se ve, pero cuando lo pisas es como si jugaras en el jardín de tu casa”.

Pelea por la Segunda RFEF: “Nuestra misión es ir día a día para salvarnos, que es la idea de todos”.

Futuro: “Voy a jugar el domingo para tratar de ganar y el domingo que viene haré igual. Hay que vivir el día a día al máximo y la vida hay que disfrutarla, estando aquí, en Hawái o en Cancún. No sé qué va a pasar en el futuro, porque no está escrito… Dios sabrá el lugar en el que ponerme  ”.