Los problemas con los centrales obligan a Lolo a probar con el 5-3-2 en el entrenamiento del Salamanca UDS

Iván Casado salió al campo, pero tardó poco tiempo en quedarse al margen y Leo Sepúlveda no se ejercitó por molestias en el pubis

Casado y Javi Navas, con Guillermo Calvillo, el preparador físico / Carlos Cuervo

Hay serios problemas en el Salamanca UDS. Los centrales Iván Casado y Leo Sepúlveda no están en un buen momento de forma por las molestias que sufren y podrían no jugar el próximo domingo en Mareo contra el Sporting de Gijón ‘B’, ya que el español salió a Las Pistas con el resto de sus compañeros, pero poco tardó en quedarse al margen para tocar balón y realizar trote por el césped. Mientras, el norteamericano arrastra un perance en el pubis durante toda la temporada, según adelantó Pablo Acebo, periodista de la Cadena COPE, y ni se ejercitó. 

Por ello, Lolo Escobar decidió probar cosas nuevas y optó por el 5-3-2 con la idea de reforzar la zaga, puesto que Alfonso Candelas tampoco estará en el lateral zurdo -no se ha perdido ningún encuentro hasta ahora- por sanción. Así, el técnico del conjunto blanquinegro colocó a Anderson Arroyo a banda cambiada y Nacho López se puso por el perfil diestro. Ante las dificultades, Fernando Romero y Willy también subieron junto a Mike Barba, Luis Martínez -sería otra variante a emplar- y Clay Silvas desde el filial al primer equipo. 

Además, Clay Silvas y Ernest Ohemeng también se ubicaron como carrileros, aunque solo a modo de prueba para paliar la falta de efectivos. Así, si Casado y Sepúlveda no llegan a la cita y Lolo Escobar decide emplear el nuevo sistema, todo apunta a que, según lo visto en la práctica relatada, lo haría de la siguiente forma: Nacho López y Arroyo en las alas y tres centrales que serían Sergio Ayala, Kristian Álvarez y Fernando Romero, dado que Fran Delorenzi no tiene buena sintonía con el preparador extremeño y nunca ha gozado minutos con él en el cargo.


Por otro lado, el Puma Chávez y Juancho actuaron como pareja de ataque en un principio y después fueron Uxío da Pena y Álex Camacho los que ocuparon su lugar. De este modo, la sesión del jueves en el Salamanca UDS tuvo mucho que contar, incluido que el colombiano se quedó un rato trabajando con Guillermo Calvillo, preparador físico del primer equipo, para ponerse en la mejor forma posible con un ejercicio de conducción y disparos a puerta. Javi Navas pisó el pasto verde en solitario con el objetivo de acortar los plazos en su recuperación de una microrrotura en el muslo izquierdo.

Fotos: Carlos Cuervo

Ver más imágenes: