Ciudad Rodrigo al día

El Ciudad Rodrigo cumple ante el Monterrey en una tarde de poco espectáculo y varios regalos

Con su victoria, los mirobrigenses dejan prácticamente hecha la clasificación para la lucha para el ascenso

El balón de Sergi se dirige hacia la portería en el 2-1 mirobrigense

El equipo Senior del Ciudad Rodrigo Club de Fútbol dio un paso de gigante en la tarde del domingo para conseguir estar en la lucha por el ascenso a Tercera División tras sacar adelante su penúltimo encuentro de esta fase en el Francisco Mateos (como mucho, a los mirobrigenses les quedan esta temporada tres partidos como locales, uno de ellos en mayo), en el que tuvieron como rival al Real Salamanca Monterrey, al que ya habían ganado en la ida.

En una tarde soleada y con buena temperatura, lo que favoreció una alta asistencia de público al campo (posiblemente la más amplia de la temporada, dejando bastante que desear el capítulo del cumplimiento de las medidas de seguridad a las que obliga el coronavirus), el Ciudad Rodrigo consiguió una victoria de lo más ‘burocrático’, sin ningún tipo de lujos y sin ningún espectáculo (de hecho todos los goles tuvieron su componente de regalo), siendo lo más relevante precisamente que los tres puntos acabaron en ‘la bolsilla’ de los mirobrigenses.

Con los mismos, se afianzan en la 2ª plaza de la tabla con 26 puntos, manteniendo los 4 de distancia con el líder, el Ribert, que ganó en la mañana dominical al que será rival del Ciudad Rodrigo el sábado que viene, el Hergar Camelot Helmántica, que acumula 15 puntos aunque le queda un partido más. Entre Ciudad Rodrigo y Hergar están el Villaralbo, que en la tarde dominical ganó en el descuento al Béjar, lo que le deja con 19 puntos; y el Real Salamanca Monterrey, que seguirá con 16 puntos, y un partido menos.

Por detrás están la Bovedana y el Benavente con 13 puntos y el Béjar Industrial con 12 puntos, todos ellos con un partido menos que los tres primeros clasificados, Ribert, Ciudad Rodrigo y Villaralbo, a quiénes le quedan ya sólo 3 partidos (es decir, 9 puntos en juego, teniendo los mirobrigenses perdido el goal-average con sus dos compañeros de terna). Está ya totalmente descolgado el Coreses con 5 puntos.

El encuentro de la tarde dominical en el Francisco Mateos tuvo un emotivo prolegómeno, ya que se le rindió homenaje a Ricardo Sánchez, el técnico de la cantera del Ciudad Rodrigo CF que falleció en un accidente de tráfico el pasado Viernes Santo mientras se encontraba de servicio. En el homenaje estuvo presente su familia, que recibió el cariño tanto del equipo Senior, como de la Directiva del Club, y de toda la afición mirobrigense.

ASÍ FUE EL PARTIDO

Como decíamos más arriba, el encuentro de la tarde dominical no ingresará precisamente en el libro de los partidos más recordados, salvo quizá en el capítulo de partidos con mucho ‘juego aéreo’, especialmente en la primera parte, en cuyo inicio no hubo un dominador claro, lo que deparó que tampoco hubiera intentonas de mucho peligro, salvo tres balones del Monterrey a los que respondió bien Pepo (en el 7’, un tiro por bajo; en el 10’, una falta rasa desde 3/4 de campo; y en el 14’, un balón bombeado desde lejos ‘por probar’ que acabó yendo hacia portería).

El Ciudad Rodrigo apenas había intentado hacer algo en ataque con dos balones en largo para Alberto García a los que se anticipó el portero cuando logró en el 19’ el 1-0, de la mano precisamente de Alberto García, quién frente al portero sacó un tiro bastante ajustado al palo izquierdo que parecía que iba a sacar el guardameta, pero no lo acabó por despejar y entró. El 1-1 llegó sólo tres minutos después, también con ‘regalo’: un jugador rival quiso dar un pase desde la derecha, con la mala suerte que Pablo Pérez lo desvió a su propia portería, pillando a Pepo a contrapié.

Como el marcador había vuelto a quedar igualado, la dinámica no cambió demasiado, aunque a la larga el Ciudad Rodrigo acabó por generar opciones más peligrosas: en el 34’, con un balón de Alberto García para Fran Gemio quién frente al guardameta no tuvo suerte; y una contra clarísima en el 41’ de Alberto García quién le cedió el balón a Maza, cuyo tiro repelió el portero, brindando una magnífica opción a Fran Gemio, pero la mandó fuera.


Por parte visitante, sus principales opciones fueron a balón parado, con un par de faltas y un córner, pero fueron bien solventadas por Pepo y su defensa, además de cortar otro par de acciones antes de que llegasen a rematar Rober y Adrián Gallego, el mejor del Ciudad Rodrigo en la tarde dominical. El partido apuntaba a empate en el descanso, pero en el 42’ el portero del Monterrey se hizo un lío a la hora de despejar un balón cerca de su frontal, permitiendo a Sergi golpearlo y que acabase dentro de la red.

Con el marcador en contra, el Monterrey asumió un poco el mando en el arranque de la segunda parte (tampoco de forma absoluta), lo que hizo que llegasen de forma más fluida. Aunque el Ciudad Rodrigo estaba bien en defensa, el Monterrey creó peligro, como un balón al área pequeña que despejó Pablo Pérez de cabeza antes de que rematase un rival; y una volea más o menos desde la frontal que se fue por muy poco.

Con un ritmo bastante lento (cada parón por una falta se hizo ‘eterno’), hubo un momento clave en el 67’, cuando el árbitro dejó sin señalar lo que parecía un claro penalty a un jugador del Monterrey (comentaba la parroquia mirobrigense que “si es al revés nos comemos al árbitro”), antes de que se entrarse en el carrusel de cambios, durante el cual se pudo escuchar a la grada de animación del Ciudad Rodrigo cantarle el Cumpleaños Feliz a Fran Gemio.

El Ciudad Rodrigo no llegaba a sentenciar el partido (lo pudo hacer en una falta desde atrás de Maza que no entró nadie a rematar en el 76’, y en una ocasión en el 83’ en la que se plantó ante el portero Manu Blanco, quién optó por intentar tirar en vez de pasar, pero le tapó el guardameta), pero al menos iban pasando los minutos sin mayor novedad.

Sin embargo, como era de esperar, el Real Salamanca Monterrey acabó por tener un par de opciones claras para empatar: en el 88’, cayó al área un balón que remataron de una forma acrobática cogiéndolo Pepo; mientras que en el 91’ llegaron a tirar desde una buena posición tras hacerse un poco de lío el Ciudad Rodrigo pero el balón se fue al palo izquierdo. El descuento del partido, que se fue hasta los 6 minutos, fue un poco bronco, siendo expulsados el segundo entrenador del Monterrey por doble amarilla y Manu Blanco por roja directa parece que por una agresión en el área rival.

/ZONA MIXTA/

El propio Aris Marcos reconocía tras el encuentro que “lo importante era ganar, no importaba el cómo”, apuntando que fue “un partido típico de derby, con muchas faltas, mucho trabajo físico y de ritmo alto, y pocas ocasiones de gol”. Según añadió, “no siempre se puede jugar como a uno le gusta”, por lo que “lo más positivo es la victoria”. De igual modo, indicó que “este partido es de 4 puntos porque les ganamos el goal-average”, dejando además “virtualmente sellada la fase de ascenso a 3ª División y es para estar muy orgulloso y feliz de mis jugadores”.

Por otro lado, Aris Marcos señaló que fue un partido “muy emotivo, de emociones elevadas por el homenaje que le rindió el Club a nuestro gran amigo y entrenador Richi; es una victoria que le brindamos a su mujer e hijos”. Por último, da las gracias “de corazón” al fondo de animación Orgullo Farinato, y “a toda la afición, que estuvo de sobresaliente”.