El Ayuntamiento de Guijuelo cumple más de un año volcado en el colectivo de mayores

Desde el Consistorio se han llevado a cabo numerosas medidas de protección a los más afectados por el Covid-19
El alcalde, Roberto Martín, entrega material de protección a la Residencia de Mayores el pasado año - Archivo

El Ayuntamiento de Guijuelo ha cumplido más de un año tratando de mejorar la vida de los vecinos en plena pandemia. Sin duda, uno de los colectivos más atendidos durante estos días ha sido el de mayores, los más afectados por la enfermedad de la Covid-19, y no ha sido hasta ahora, la llegada de las vacunas, cuando se ha podido comenzar a respirar ante la solución que comienza a ser realidad para todos los mayores de la localidad.

Hasta la llegada de las vacunas, las medidas principales que el Consistorio ha brindado a los mayores han sido de protección. Durante los primeros meses de 2020, la primera ola de la pandemia, la falta de material adecuado para la protección ante el virus fue una de las prioridades. El Ayuntamiento de la villa fue de los primeros en clausurar sus centros públicos y en entregar material de protección (mascarillas y gel hidroalcohólico) a todos sus vecinos.

Llegados a la mitad del pasado año, el Ayuntamiento decidió tener un detalle con los mayores de la localidad. Durante los festejos, los mayores guijuelenses disfrutan de una gran comida en la que reciben unos presentes de parte del Consistorio. Ante la suspensión de los festejos, se decidió mantener la entrega de regalos en el mes de agosto. Y así se cumplió con esta tradición local, con regalos para los vecinos y también para los mayores de la residencia Virgen de la Asunción. 

Más allá de la residencia, los mayores de la villa, especialmente los que viven solos, siempre han sido una de las prioridades municipales. Yolanda Alonso, concejal del área, ha señalado que se trató de estar en contacto con la mayor cantidad de mayores posible: “Nuestra preocupación fue máxima desde el principio, siempre buscamos que todo el mundo estuviera adecuadamente atendidos. Se ofreció ayuda a través de personal municipal y voluntarios de Protección Civil para ayudar en la compra de artículos de primera necesidad y se puso a disposición de todo el mundo un psicólogo para poder atender casos de ansiedad, temor ante la pandemia o siemplemente soledad a la que nos vimos obligados”. El Ayuntamiento trató de conseguir el mayor número de números de teléfono de mayores para estar en contacto con ellos.