Guijuelo al día

La travesía de Fuentes de Béjar ya cuenta con la esperada mejora en seguridad

La polémica curva que provocó protestas vecinales en 2019 ha mejorado su visibilidad con la eliminación de un terraplén

La carretera DSA-250 a su paso por Fuentes de Béjar ya recibido ya los trabajos de mejora para aumentar su seguridad. El punto que ha recibido los trabajos es una curva situada en el cruce con la calle Las Eras que provocó protestas y cierta polémica en el pasado. Los vecinos protestaron por su peligrosidad, y la Diputación de Salamanca decidió cortar el acceso desde la citada calle, lo que provocó airadas protestas de los vecinos que se llegaron a manifestar en varias ocasiones, reclamando la instalación de un radar.


Finalmente la solución fue mucho menos tecnológica, el terreno que provocaba la baja visibilidad en la curva no contenía ningún tipo de edificación, por lo que se decidió allanar el terreno, que presentaba gran altura, y así dotar a la curva de total visibilidad. Sin embargo, la medida tuvo que esperar, puesto que parte del terreno era municipal y se cedió de inmediato, pero otro fragmento era privado, por lo que se retrasaron los trámites de expropiación más de un año. 

Las obras comenzaron el pasado mes de enero y se han removido unos 300 metros de terreno con un presupuesto de 41.399,44 euros ejecutado por la firma Obras y Contratas THC, a cargo del plan de carreteras de la Diputación de Salamanca.