Las Arribes al día

El Ayuntamiento de Vitigudino aprueba un nuevo proyecto para el camino de Prado Redondo

La secretaria avala la legalidad del procedimiento y la alcaldesa asegura que el coste añadido de 27.000 euros, que supone la ampliación del proyecto, correrá a cargo de las empresas promotoras

La Corporación municipal del Ayuntamiento, con el voto favorable de los cuatro ediles del PP, uno de Ciudadanos y uno de la edil no adscrita, María José Vicente, aprobó en la sesión ordinaria del pleno celebrada este martes, el proyecto presentado por dos de las empresas asentadas en el polígono agroalimentario para el ensanche y refuerzo del firme del camino conocido como Prado Redondo, vía que comunica el polígono agroalimentario con la carretera de La Fuente de San Esteban. Este acuerdo contó con el voto en contra de los tres ediles del PSOE, uno de Cs y la abstención del portavoz de Contigo Somos Democracia.

Aunque era el único punto de la sesión sometido a aprobación, junto con la de tres actas anteriores del pleno, el asunto superaba todas las estimaciones de controversia por cuanto el nuevo proyecto sustituía al promovido por el Ayuntamiento estando en el Gobierno municipal el PSOE y valorado en 195.000 euros, con una ayuda de la Diputación de 97.000 euros.

El núcleo principal de la discusión se ha ceñido, según explicaba el entonces alcalde y ahora portavoz del PSOE, Germán Vicente, en una presunta “ilegalidad” por tratarse de un proyecto privado financiado con fondos públicos, y las modificaciones realizadas respecto al proyecto original, que suponen un coste añadido que ronda los 27.000 euros “por 10 centímetros más de ancho y unas cunetas de 1x1 (más anchas que las originales”, lo que obliga a la cesión de terrenos particulares y su nuevo vallado.

Sobre estas cuestiones, la alcaldesa, Luisa de Paz, señaló, de acuerdo a lo manifestado por la secretaria municipal, que el procedimiento es “totalmente legal” y que se circunscribe a un acuerdo de colaboración público-privado, si bien reconoció el trabajo realizado por el anterior equipo de Gobierno para la realización y financiación del camino, y la escasa modificación realizada por el nuevo proyecto. Asimismo, aseguró que las empresas promotoras se harán cargo del coste adicional que ha supuesto la ampliación, así como de la adquisición de los terrenos necesarios y su nuevo vallado.

Por su parte, Antolín Alonso Fernández, portavoz de CSD, mostró sus dudas sobre la idoneidad de que fuera el arquitecto municipal el encargado de realizar los informes, a la vez que recordó que el procedimiento ha sido avalado por la secretaria. Por otro lado, el portavoz de Cs, José Antonio Pérez Blanco, hizo referencia a que el nuevo proyecto había sido realizado por encargo del Ayuntamiento con conocimiento de la Alcaldía, afirmación que De Paz no consintió por considerar falsa esta afirmación, por lo que tras advertirle de la retirada de la palabra, si edil continuaba con esa afirmación, finalmente acabó cumpliendo la advertencia.

Otros asuntos

La sesión comenzaba con la denegación de la impugnación de la sesión solicitada por Pérez Blanco, por no contar con los medios técnicos necesarios para asistir a las sesiones municipales por vía telemática, así como por no haber recibido toda la documentación de los puntos a tratar en la sesión. Tanto el portavoz del PSOE como el de CSD, defendieron si no la impugnación de la convocatoria sí la reivindicación de Pérez Blanco sobre que el Ayuntamiento debiera dotar a los concejales de teléfonos móviles apropiados que les facilitaran participar en las sesiones. Baste decir que Pérez Blanco volvía a participar en el pleno solo con voz al no contar con cámara.

Sobre las exposiciones de los portavoces de PSOE, CS y CSD, Luisa de Paz aseguró que el Ayuntamiento carece de medios técnicos, pues recordó que los ordenadores de propiedad municipal no tienen cámaras, y que todos los concejales del equipo de Gobierno utilizan sus propios medios para asistir a las sesiones. Incluso recordó la existencia de una sentencia en la que obliga a los concejales a tener sus propios medios para comunicarse con el resto de miembros corporativos.

Finalmente, la impugnación fue rechazada con el voto en contra de los cuatro ediles del PP y los votos de un concejal de Cs y de la edil no adscrita. Los tres ediles del PSOE de abstuvieron y Pérez Blanco votó a favor de la impugnación.

En el turno de ruegos y preguntas, la alcaldesa se ciñó a los artículos del Reglamento de Funcionamiento Municipal (ROF) sobre la contestación de preguntas por escrito. No obstante salió al paso de una pregunta formulada por el edil socialista Javier Muñiz sobra la sentencia judicial respecto al juicio mantenido con una empleada municipal. A este respecto, De Paz aseguró que no hubo sentencia en tanto que “se llegó a un acuerdo” entre las partes. Asimismo, realizó un repaso a la larga lista de litigios judiciales en los que se ha visto inmerso el Ayuntamiento, más de una veintena, originarios en la legislatura anterior, frente a los seis de la actual, cinco de ellos interpuestos por el concejal de CS Pérez Blanco.