La incidencia de la pandemia tras la Semana Santa registra mejores datos en la USAL que en el comienzo del cuatrimestre

Los nuevos cribados entre los estudiantes que hacen sus prácticas externas en centros sanitarios, sociosanitarios y educativos detectan un caso positivo de 840

Los primeros datos sobre la incidencia de la COID-19 tras las vacaciones de Semana Santa arrojan cifras inferiores a las registradas en enero, cuando se retomaron las actividades lectivas después de las Navidades. Así se desprende de las cifras recogidas en el Sistema de Vigilancia de la Universidad de Salamanca (SiViUsal), que publica cada lunes los datos actualizados de nuevos casos notificados, casos activos y porcentaje de incidencia de la enfermedad.

En la semana del 3 al 9 de abril, primera tras la Pascua, el número de nuevos casos notificados entre los estudiantes fue de 13, muy lejos de los 140 registrados después de Navidad, al comienzo del presente cuatrimestre. Con estos datos, la incidencia acumulada en siete días se fija en 55 casos por 100.000, inferior a los registrados en toda la provincia de Salamanca (100) y en el conjunto de Castilla y León (108).


Los casos detectados, una vez hecho el seguimiento, corresponden a contactos producidos fuera del ámbito universitario, lo que confirma que el modelo de presencialidad segura adoptado este curso está funcionando.

Por otra parte, los estudiantes de grado que realizan sus prácticas en centros sanitarios, sociosanitarios y educativos han sido sometidos a un nuevo cribado tras las vacaciones. En total se han llevado a cabo 840 pruebas PCR, de las que solo un caso ha resultado positivo.

El escaso número de casos positivos podría estar relacionado con el cumplimiento de las medidas de prevención y recomendaciones sanitarias para las vacaciones de Semana Santa por parte de la comunidad universitaria, a lo que se añade el efecto de la primera dosis de la vacuna que han recibido los estudiantes que realizan prácticas en centros sanitarios y sociosanitarios.