Fundación Sánchez Egido

 

 

Han trascurrido cinco meses desde que la Fundación César Egido Serrano sufrió la irreparable pérdida de su principal impulsor y presidente. Reponerse de este golpe moral y presencial es difícil y supone para todos, familia y equipo de gestión un reto y una tremenda carga de responsabilidad.

D. César fue no solo el creador de este gran proyecto, sino que además nos guiaba incansable con su personal visión e imaginación en el camino que debíamos seguir para el desarrollo de cada una de las actividades que en estos diez años la Fundación ha puesto en marcha.

Los que le acompañamos en este camino nos sentimos orgullosos y felices de que sus familiares más cercanos, conocedores y participes en el desarrollo de la misma, hayan tomado la decisión de continuar con su labor, de mantener vivo su recuerdo y su obra a través de la Fundación que creó.

Y, es por todo ello, que deseamos comunicarle que la Fundación César Egido Serrano ya tiene nuevo presidente y patronato, así como equipo de gestión, y que en las próximas semanas retomará sus actividades, planificando aquellas que debido a las circunstancias actuales se puedan realizar, ampliando algunas otras que en la mente de D. César ya estaban previstas y, otras nuevas que abordaremos con idéntica ilusión y cariño.

Todos los que en esta nueva etapa estamos implicados, le agradecemos sus muestras de cariño y cercanía para con la Fundación. Estaremos como siempre a su entera disposición, y esperamos ser merecedores de que considere nuestra labor como la continuidad de un sueño, de una utopía, de ésas que como D. César decía “a veces se cumplen”.

FUNDACIÓN CESAR EGIDO SERRANO

PRESIDENTE

D. FERNANDO LUCERON EGIDO

PATRONOS

D. ENRIQUE UGEDO EGIDO

Dña. MARIA VICTORIA COBO PAREDES

SECRETARIO-GERENTE

JUAN VERA VILLANOVA

 

 
 

Como Embajadora de la Palabra durante siete años,  Dª Isaura Díaz de Figueiredo  expreso mi profundo pesar por el fallecimiento de nuestro buen amigo y fundador D. Cesar Sanchez Egido. DEP

Apostó siempre porque la PALABRA fuera el vínculo de unión entre los pueblos capaces de favorecer valores importantes como la comunicación, la tolerancia hacia los demás y la capacidad de admitir errores...

Sus palabras no han quedado  sembradas en terreno baldió, Don César,  nos quedan muchas conversaciones por rematar.

La nueva dirección, seguirá el surco que usted ha horadado. Infinitas gracias  por todo lo que ha aportado,  equilibrio entre cabeza, razón,  voluntad y corazón. .