Ciudad Rodrigo al día

La consejera abre la puerta a ir desescalando si se estabilizan los datos tras el efecto de la Semana Santa

La provincia de Salamanca solo tiene ocupadas el 4,84% de sus camas de UCI con pacientes de coronavirus  

La Junta de Castilla y León celebró en la mañana del jueves una nueva sesión ordinaria de su Consejo de Gobierno, en la que no se tomó ninguna medida en torno a las medidas de restricción del coronavirus (actualmente se están tomando en las sesiones extraordinarias de los lunes), aunque en el largo turno de preguntas por parte de los periodistas sí se trataron numerosos asuntos sobre la pandemia, en especial en torno a la polémica de la jornada del miércoles con la vacuna de AstraZeneca.

Entre lo que más puede interesar a los mirobrigenses en estos momentos está una posible desescalada de las medidas de restricción de la provincia de Salamanca, ya que su nivel de ocupación de las UCIs con enfermos de coronavirus es ya de sólo el 4,84% (un dato incluso de ‘Nueva Normalidad’), y la Junta de Castilla y León llegó a decir que el levantamiento de medias comenzaría cuando se bajase del 25%, aunque después lo ‘aplazó’, fuesen cuales fuesen los datos, a que pasase la Semana Santa.

Precisamente, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, explicó en la mañana del jueves (en una pregunta sobre los datos de Ávila y Zamora, que también son bastante favorables) que “cuando pasen los días suficientes después de pasada la Semana Santa” (es decir, que se compruebe qué efecto tienen los días festivos en los datos de incidencia de las dos semanas posteriores), “se puede revisar el semáforo”, “si vemos que hay estabilización y sobre todo descenso”.


En este sentido, la consejera confirmó que “sí nos planteamos las desescaladas” antes de que finalice el estado de alarma el 9 de mayo, “pero cuando estemos seguros de que la incidencia no sigue creciendo”. De este modo, “si pasa el tiempo suficiente, y si se cumplen los criterios para estar en un nivel de alerta inferior, se irá progresando, pero ahora mismo habrá que esperar la evolución, hay que tener prudencia”.

Al respecto, resaltó que hay municipios que “se pueden estar incorporando por su incidencia acumulada” a las últimas medidas de restricción, que son el cierre del interior de la hostelería y las salas de juego y casas de apuestas cuando la incidencia a 14 días supera los 150 casos por 100.000 habitantes.