Las vacantes de funcionarios aumentan un 10% en el centro penitenciario de Topas en el último año 

El sindicato Acaip denuncia el traslado de 18 funcionarios a o tros centros penitenciarios “pese a la acuciante falta de personal” en Topas
Centro penitenciario de Topas

El sindicato ACAIP-UGT denuncia que, a pesar de la acuciante falta de personal que sigue afectando a la prisión de Topas, desde Instituciones Penitenciarias se ha cesado la semana pasada a 18 funcionarios en prácticas que al ser nombrados funcionarios de  carrera han sido trasladados a otros Centros Penitenciarios del país. 

De esta manera utilizando las RPTs de diciembre 2020 (y no las de marzo que podían  estar redimensionadas por los plazos posesorios del concurso de traslados), “las vacantes en el Centro penitenciario de Topas rondan las 200 y en apenas un año el Centro  Penitenciario de Topas ha incrementado sus vacantes en más de un 10%, cifras muy  elevadas que suponen alrededor de un 32% y que lo siguen colocando como el Centro  Penitenciario con más reducción de personal de toda España”, apuntan.   

El sindicato Acaip-Ugt “ya ha alertado de manera reiterada tanto a Instituciones  Penitenciarias, como al Grupo parlamentario Socialista en el Gobierno y demás  organismos, que cerrar módulos, deteriorando el servicio público, no es la solución y que esta desastrosa planificación en materia de personal que se viene realizando en el  Centro Penitenciario de Topas exige urgentemente reforzar la plantilla”. Sin embargo, añaden, “la Administración continúa haciendo oídos sordos, encontrándose actualmente el Centro  Penitenciario a las puertas del COLAPSO en materia de personal, no contando con los  profesionales adecuados en número suficiente para cumplir profesionalmente con el  cometido que este colectivo tiene encomendado constitucionalmente”. 

Para el Secretario General del sindicato Acaip-Ugt, Jesús Crego, “esto es la gota que  colma el vaso, ya que esta situación era previsible, y a pesar de ello no se ofertaron las  plazas necesarias en la convocatoria del concurso a sabiendas que las plazas ofertadas  eran insuficientes para cubrir las vacantes que precisa el Centro Penitenciario”. Además  desde Acaip-ugt insisten que “es contradictoria esta dejadez en materia de personal con  las grandes inversiones presupuestarias que se están destinado a mantenimiento y reparaciones en el centro”.  


Para Acaip-ugt “es necesario reparar urgentemente esta situación con una Oferta de  Empleo Público adecuada que no solo venga a reponer las bajas vegetativas del año sino  también todo ese déficit de personal que la institución viene arrastrando en el tiempo. Y  todo ello acompañado de una gestión efectiva y racional de los efectivos existentes en la  actualidad”.  

Esta misma semana el sindicato Acaip-Ugt ha solicitado a la Secretaria General de IIPP  que se convoquen de manera urgente los procesos selectivos en Instituciones  Penitenciarias correspondientes a la Oferta de Empleo Público 2020 tal y como se está  haciendo en otros ámbitos de la Administración. 

Para Acaip-Ugt la convivencia en el interior de los centros se está deteriorando a marchas forzadas. “En los últimos meses estamos viendo un incremento importante de  agresiones a trabajadores penitenciarios y si malo es que cada vez haya menos gente para  trabajar en Centros Penitenciarios como el de Topas, peor es que los que cumplen  diariamente con su trabajo sientan como se les penaliza por ello, viendo cómo se  cuestiona su profesionalidad y honorabilidad, e incluso como se hacen caducar y pierden  sus días de permiso que como consecuencia de la escasez de personal y de la crisis  sanitaria no se han podido disfrutar durante el año por falta de espacio temporal  suficiente para ello”. Así, de esta manera según Acaip-Ugt “se deteriora a pasos agigantados  el servicio público esencial que los empleados públicos penitenciarios prestan a la  sociedad”.