Ciudad Rodrigo al día

Suprimida la línea de contenedores soterrados situada junto a la Iglesia de Cerralbo

Como alternativa, está previsto que se sitúen contenedores de ‘quita y pon’, aunque quizá no en ese punto

Durante la mañana del miércoles se procedió a la supresión de la línea de contenedores soterrados que había en la calle Cardenal Pacheco de Ciudad Rodrigo (en las inmediaciones de la Iglesia de Cerralbo). Aunque por un error de interpretación en la jornada del martes publicamos que esta retirada iba a quedar pendiente dentro de la actual ronda de supresión de contenedores soterrados (planteada por la Mancomunidad Riberas del Águeda, Yeltes y Agadón, a partir de las peticiones del Ayuntamiento, a la empresa concesionaria, Urbaser), en la mañana del miércoles dijeron adiós, para lo que fue necesario emplear maquinaria pesada como se puede ver en las imágenes.

Como alternativa para tirar la basura tras esta supresión, el delegado de Salud Pública y Medio Ambiente del Ayuntamiento mirobrigense y vicepresidente de la Mancomunidad Riberas del Águeda, Ramón Sastre, ha explicado a Ciudad Rodrigo Al Día que en este caso está previsto que funcione (por el entorno monumental) un sistema de contenedores de superficie de ‘quita y pon’, es decir, que se coloquen a última hora de la tarde (en el momento en que empieza a estar permitido tirar la basura), y se retiren a primera hora de la mañana.


Para facilitar la tarea diaria de poner y quitar los contenedores (es decir, para que no tenga que acudir un camión obligatoriamente, sino que únicamente sea necesario un operario que los saque y recoja de algún lugar), Ramón Sastre señala que se está estudiando situarlos en un punto diferente de donde estaban los soterrados, aunque cercano en todo caso. Según apunta el delegado de Medio Ambiente del Consistorio, una vez se ha procedido a retirar todos los contenedores solicitados hasta el momento, ya se está preparando una nueva lista de peticiones a Urbaser, para que continúe con estas tareas en el centro histórico mirobrigense ante el mal estado de los mismos.