Bracamonte al día

La Plaza Nueva recordará su reconstrucción mediante una propuesta del PSOE que buscara ser “objetiva, con rigor y con el consenso de todos”

Los socialistas han planteado añadir a la moción de PeC, que pretendía el homenaje a los presos republicanos que trabajaron en el ágora, la instalación de paneles informativos en los que se recuerde aquellos momentos tras la explosión del polvorín y los trabajos que se realizaron para su vuelta a la vida
Imagen telemática del Pleno realizado en la tarde-noche del lunes en el Ayuntamiento
La Plaza Nueva contara con un recorrido histórico por su reconstrucción y el reconocimiento a los presos que participaron en aquellos trabajos. Así se acordaba por unanimidad este lunes en la sesión de Pleno ordinario llevado a cabo en el Ayuntamiento, y en la que la totalidad de los grupos de la Corporación aprobaban una propuesta realizara por el Partido Socialista y cuya inclusión en la moción de Peñaranda en Común ha contado también con la respuesta positiva de todos.
 
El origen se ha basado en la moción presentada por PeC, centrada en el reconocimiento, mediante la colocación en la Plaza Nueva, haciéndolo coincidir con su inminente reforma, de una placa homenaje a los presos republicanos que participaron en la recomposición del ágora y las viviendas colindantes, derruido tras el estallido del polvorín. “Es un momento histórico muy importante para aprovecharlo y recordar a todos los que con su sangre, sudor y la propia vida, reconstruyeron esta plaza” aseguraba Ángel Tejeda, portavoz de la formación.
 
Desde el equipo de gobierno socialista, su portavoz, Fran Díaz, manifestaba que el PSOE  se mostraba a favor de un reconocimiento, pero con matices. “Creo que este homenaje es bueno hacerlo, sabemos que hubo presos que trabajaron como esclavos en tiempos de la dictadura. Estamos a favor de llevarlo a cabo pero pensamos que debe ser algo en memoria de todos ellos, sin distinciones ni ideologías, buscando que sea divulgativo. Estudiemos entre todos la denominación para ello”.
 
De esta forma, desde el Partido Socialista han mostrado su intención de, tras la reforma, colocar unos paneles divulgativos con estética y organización similar a los instalados en el conjunto de las plazas de España y Constitución, en los que se muestren textos que repasen la historia de esta ágora peñarandina, a través del trabajo realizado por un historiador y que podrá acompañarse por fotos ilustrativas de su evolución. Dentro de esta iniciativa también se contempla el dedicar uno de ellos al esfuerzo de los presos que colaboraron en su reconstrucción tras la explosión del polvorín. “Queremos que esta sea una acción objetiva, con rigor y que cuente con el consenso de todos” destacaba la alcaldesa de la ciudad, Carmen Ávila.
 
La totalidad de los partidos de la oposición se mostraban más favorables a esta idea que a la planteada en la moción por Peñaranda en Común, destacando en sus alegatos su voto positivo, siempre que se trate de algo con carácter divulgativo pero alejado de ideologías políticas para, según explicaba la portavoz del Partido Popular, Carmen Familiar, “recordemos su historia pero sin abrir heridas ni ahondar en partidismos”.
 
Más allá de esta cuestión, que se ha llevado buena parte del d
ebate plenario, la sesión ha contado también con la dación de cuentas de los informes de la deuda pública, regla de gasto y estabilidad presupuestaria, ligado al dedicado a la Liquidación del presupuesto 2020. Sobre este último, la primera edil apuntaba que “ha obtenido resultados positivos, cumpliendo una vez más con la regla de gasto, además de poder disminuir deuda y continuar con la inversión”.
 
Ávila destacaba la disminución de gastos y también una caída en los ingresos el pasado año, debido principalmente a la situación que la pandemia por el coronavirus ha generado en la economía y los servicios locales, detallando como el ahorro neto ascendía en 183.803 euros, mientras que la deuda a corto y largo plazo se ha reducido en 170.027 euros y la ratio de endeudamiento ha caído hasta el 15,82% sobre los ingresos corrientes. Las inversiones por habitante se sitúan en 77,67 euros, la deuda a largo y corto plazo por habitante cae hasta los 140,15 euros y el periodo medio de pago a proveedores también se reducía el pasado año, colocándose en los 12 días de media. “Invertimos en las personas y queremos seguir haciéndolo. Pero los gastos e inversiones del Ayuntamiento debemos hacerlos con la responsabilidad que implica, nunca poniendo el riesgo la liquidez de la que podamos disponer. Esta liquidación es buena, pero siempre es mejorable, en ello trabajaremos”. 
 
Desde el Grupo Popular, Carmen Familiar señalaba que “hay diferencia entre las previsiones y los ingresos reales. Sabemos que la baja en las tasas afecta, pero la diferencia es importante. Sabemos que siempre van al alza en ingresos y a la baja en gastos”, resaltando la importancia de utilizar el remanente de tesorería positivo del que dispone el Ayuntamiento en nuevas inversiones en la ciudad, argumento también subrayado por Sergio Jiménez, por Ciudadanos, quien apuntaba que “se podían haber hecho más cosas por los vecinos durante este año y más con la suspensión de las reglas fiscales de gasto. Inviertan ese superávit en la gente”, algo similar a lo apuntado por Peñaranda en Común, quien además pedía que se tenga en cuenta a los tres grupos de la oposición si se plantea la aplicación de ese superávit en cuanto a los proyectos en los que invertirlo.
 
Carmen Ávila también aprovechaba el Pleno de este lunes para anunciar la intención del equipo de gobierno de llevar a cabo el acto de reconocimiento y la imposición de la medalla de oro de la ciudad a todos los colectivos que han estado en primera línea de la pandemia durante la festividad de San Miguel, el 29 de septiembre. “Si la situación y las medidas sanitarias nos lo permiten queremos que sea esa fecha en la que llevemos a cabo ese homenaje al esfuerzo de todos los que estuvieron al pie del cañón frente al coronavirus en la ciudad” aseguraba.