Ciudad Rodrigo al día

Emotivo adiós entre aplausos al agente fallecido en la llegada de sus restos mortales

El coche fúnebre fue escoltado durante el trayecto desde Salamanca por numerosos vehículos de la Guardia Civil

Los restos mortales del agente de Tráfico del Destacamento de Ciudad Rodrigo de la Guardia Civil fallecido en la jornada del viernes fueron trasladados a última hora de la mañana del sábado hasta Ciudad Rodrigo procedentes de Salamanca, donde se le había practicado la autopsia. Al igual que ocurrió cuando murió hace casi un año un compañero suyo, José Antonio Salicio, el coche fúnebre de Ricardo Sánchez fue escoltado durante este viaje por numerosos compañeros de la Guardia Civil, tanto en motos como en coches.

La caravana de vehículos entró en Ciudad Rodrigo por la Avenida de Béjar, recibiendo en su trayecto en dirección al tanatorio el cariño de numerosos mirobrigenses, empezando por efectivos de los Bomberos de Ciudad Rodrigo y de la Policía Local.

El principal punto de referencia en este adiós fueron las inmediaciones del Cuartel de la Guardia Civil, donde se congregaron especialmente miembros de la familia del Ciudad Rodrigo Club de Fútbol, entre ellos los jugadores a los que entrenó en diversas etapas, técnicos, directivos y familiares, quiénes conformaron una especie de pasillo, despidiéndole con aplausos y mucha emoción al paso del coche fúnebre en dirección a la Glorieta del Árbol Gordo.


Los restos mortales de Ricardo Sánchez, que deja viuda y tres hijos, fueron trasladados hasta el Tanatorio Virgen de la Peña de Francia, en el Polígono de Los Chabarcones, donde estará instalado el velatorio hasta que este domingo se le dé el último adiós. La celebración litúrgica de despedida tendrá lugar a las 10.30 horas de la mañana dominical en la Parroquia de San Cristóbal.