Ciudad Rodrigo al día

Cofrades del Silencio sacan sus faroles a ventanas y balcones para recordar su procesión

Los faroles no sólo se encendieron en Ciudad Rodrigo, sino también en lugares como Madrid, Sevilla o Barcelona

Como el año pasado, cuando tampoco pudieron procesionar por culpa de la pandemia del coronavirus, numerosos cofrades de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración de Ciudad Rodrigo sacaron en la noche del Jueves Santo sus faroles a las ventanas y balcones de sus viviendas, encendiendo las velas de los mismos en el momento en que debía haber tenido lugar su desfile procesional. Esos faroles no solo se encendieron en Ciudad Rodrigo, sino también en otros rincones de España donde residen cofrades del Silencio de Miróbriga, como Salamanca capital, Madrid, Sevilla o Barcelona, según explican desde la Hermandad. Junto a esos faroles, algunos cofrades también colocaron las mascarillas que ha creado la Hermandad con su emblema, crucifijos, o incluso una reproducción en miniatura de un cofrade ataviado para procesionar. De este modo, todos ellos tuvieron muy presente al Cristo del Silencio en la velada en que debían haberle acompañado por las calles de Ciudad Rodrigo.