Ciudad Rodrigo al día

Amplia jornada de terraceo solo alterada por dos episodios puntuales de lluvia

Las obras de la calle San Juan propiciaron que algún que otro niño tuviera entretenimiento adicional jugando con la arena

La jornada del Jueves Santo es sinónimo en Ciudad Rodrigo de terraceo (siempre que las condiciones meteorológicas no sean muy adversas), y en este 2021 la tendencia se ha repetido, pudiéndose ver a lo largo de la jornada una notable ocupación de las mismas, pese a que los turistas y foráneos de otras comunidades no se han podido acercar –al menos legalmente- a la ciudad (obviamente, los mirobrigenses tampoco se han podido ir a otras comunidades).

Debido a que no hubo procesiones, la franja matinal fue un poco diferente, ya que las que se celebran en un año normal suelen dar pie al inicio de esa jornada de terraceo, con numerosos reencuentros de familiares y amigos. Al mismo tiempo, al tener la jornada ‘hora de finalización’ por el toque de queda, se aprovechó mucho más el día, siendo el único ‘problema’ los dos episodios puntuales de lluvia, breves pero intensos, que se sufrieron sobre las 19.25 y 20.15 horas, que hicieron levantarse de las terrazas a todos aquellos que no estaban a cubierto (además hubo otro a las puertas de la hora del toque de queda).


Esas terrazas hay que recordar que siguen teniendo unas condiciones que no se darían en condiciones normales, por no tener licencia para mantenerla al completo todo el año (ahora sí se puede), o por no poder expandirse plenamente durante todo el día por las procesiones (dicho de otro modo, las terrazas de la Plaza Mayor pueden estar extendidas este año al completo desde primera hora).

De esta jornada festiva de Jueves Santo también se puede destacar una curiosidad: la aparición de una inesperada ‘zona de juegos infantil’ en pleno centro histórico, en concreto en la calle San Juan, donde algunos niños aprovecharon la arena que actualmente luce en varios puntos para ponerse a jugar con ella, alguno incluso con cubo y pala.