Ciudad Rodrigo al día

Los fieles recuperan la tradición de recorrer los Monumentos en la tarde del Jueves Santo

La principal diferencia respecto a un año normal fue que la Catedral no cuenta estos días con los pasos de las Cofradías

Iglesia de San Andrés

El confinamiento domiciliario estricto con el que coincidió la Semana Santa del año pasado impidió cualquier tipo de celebración, no llevándose a cabo en Ciudad Rodrigo ni las procesiones ni la representación de La Pasión ni los cultos habituales de estos días como son la Misa de la Cena del Señor, los Santos Oficios y la Vigilia Pascual. Mientras que las procesiones y La Pasión deberán esperar un año más para volver a ser una realidad, los templos de la Diócesis de Ciudad Rodrigo sí están pudiendo celebrar los actos litúrgicos propios de la Semana Santa, aunque con las limitaciones de aforo pertinentes.

De este modo, a lo largo de la tarde del Jueves Santo se fue desarrollando la Misa de la Cena del Señor en los diversos templos, con horarios variados, desde las 17.00 horas en la Iglesia del Convento de las Carmelitas y en la Iglesia de San Andrés, hasta las 19.00 horas en la Iglesia de Fátima y en la Iglesia de San Pedro-San Isidoro, pasando por la Misa en la Catedral de Santa María a las 18.00 horas que este año, obviamente, no tuvo lavatorio de pies a los miembros de las cofradías de la Semana Santa Mirobrigense.

Lo que sí hicieron las iglesias con cultos fue crear los denominados Monumentos en los que estuvo expuesto el Santísimo Sacramento con composiciones más o menos elaboradas, destacando por su tamaño las del Convento de las Carmelitas y de la Iglesia de San Andrés (con agua incluida). Como es habitual, los fieles, al salir de la misa a la que habían asistido, se acercaron a otros templos, con la complicación este año de la mayor disparidad horaria (además, en plena tarde de visitas, cayeron un par de chaparrones, breves pero intensos).


En el interior del centro histórico mirobrigense, este año hubo menos actividad de lo habitual: el horario de exposición del Santísimo en San Pedro-San Isidoro fue entre unas cosas y otras bastante breve, la capilla de la Residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados tuvo cerradas sus puertas, mientras que en la Catedral sí estuvo expuesto el Santísimo pero sin los pasos de las Cofradías mirobrigenses repartidos por todos los rincones de la Seo, lo que hizo que tuviera muchas menos visitas que en una tarde normal de Jueves Santo.

En varias de estas parroquias, el tiempo de exposición del Santísimo Sacramento finalizó con algún tipo de oración, adaptado al toque de queda que establece que a las 22.00 horas hay que estar en casa. En este sentido, la Hora Santa de la Iglesia de San Andrés tuvo lugar a última hora de la tarde; en la Iglesia de San Cristóbal, se quedó en ‘Media Hora Santa’; mientras que en Fátima, únicamente hubo una oración. Junto a todos los lugares ya mencionados, la galería de imágenes se abre con el altar de la Parroquia de Santa Marina.

  • Iglesia de San Cristóbal
  • Capilla de la Residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados
  • Iglesia de San Pedro-San Isidoro
  • Catedral de Santa María
  • Iglesia de Fátima