Bracamonte al día

Miguel Ángel Gascón: “Escribir el poema me ha servido de terapia. Ojala llegue a transmitir la esperanza de la que hablo en él”

Su poema, ‘Kyrie eleison’ inspirado en las Bienaventuranzas, ha sido reconocido con la máxima distinción en un certamen que tambien premiaba la obra ‘Autoelegía de la Soledad’ del murciano José Antonio Martínez con el accésit
Miguel Ángel Gascón, ganador del XXVIII Premio Nacional de Poesía de la Hermandad de Cofradías de Peñaranda
El escritor valenciano Miguel Ángel Gascón ha sido elegido como ganador del XXVIII Premio Nacional de Poesía que cada año convoca la Hermandad de Cofradías de Peñaranda. Un galardón obtenido con su poema ‘Kyrie eleison’ y que ha sido destacado por el prestigioso jurado elector, que un año más fallaba el premio tras reunirse de manera telemática debido a la situación sanitaria.
 
Una obra sobre la que su autor y galardonado asegura que “empecé a escribirla durante el confinamiento de marzo y abril de 2020. Por primera vez en muchos años tenía tiempo para ello. Son los efectos colaterales positivos de esta pandemia... En un momento con tanta incertidumbre como vivíamos y con tantas personas que lo estaban pasando mal, me inspiré en las Bienaventuranzas de los Evangelios como mensaje de esperanza hacia los que más sufren, necesitados y humildes. Aunque también a mí me ha ido sirviendo de terapia”, destacando además que esta es la primera vez que participa en el certamen, algo sobre lo que asegura como “ha sido un inmensa alegría recibir el primer premio, aunque mi mayor satisfacción sería, sinceramente, que pudiera transmitir esa esperanza de la hablo a los lectores”.
 
ACCESÍT
 
Además del premio, el Jurado ha decidido destacar con el galardón de <
strong>Accésit de este año al poeta murciano José Antonio Martínez y su obra titulada “Autoelegía de la Soledad”. Una obra sobre la que el autor ha subrayado que “elegía es de mí mismo, del reflejo de un momento, de una soledad que, si es imprescindible para el creador, ahora es impuesta, obligada por estos tiempos amargos de pandemia. En él, me replanteo el ‘carpe diem’, reformulo el sentido de la vida, lo que dejé de hacer, las equivocaciones… Es una revisión particular de las pérdidas, mezcladas con la desconfianza de los absurdos del ser humano; es un psicoanálisis de la angustia del mundo, de mi dolor”, mientras que, tras enterarse del reconocimiento, aseguraba que “no sabéis cuanto me ha subido la autoestima el galardón. Gracias de corazón por haberla reconocido”.
 
Ambos poemas ya protagonizan la edición número 28 de este prestigioso certamen nacional e internacional, al que una vez más se han presentado decenas de obras, consolidándose un año más como uno de los referentes del circuito anual. El primer premio está dotado con un galardón y 1.500 euros, mientras que el accésit recibirá un trofeo y 600 euros. La Hermandad de Cofradías trabaja ya en la idea de plantear un acto el próximo año 2022 en el que reunir a los ganadores de estas dos últimas ediciones, alteradas por la llegada de la pandemia y el coronavirus.