Las Arribes al día

Las Arribes se sitúa como referente para el senderismo libre

Más de una quincena de municipios mantienen señalizadas y habilitadas rutas que permiten recorrer los lugares más bellos y sorprendentes del Parque Natural Arribes

En mayo se abrirá al senderismo la vía férrea de La Fregeneda / ESTER CORREDERA

Desde mediados de marzo de 2020 la pandemia por coronavirus ha impedido a los distintos ayuntamientos de Las Arribes la organización de marchas senderistas como fórmula para promover sus recursos naturales y paisajísticos al objeto de captar al turismo de interior, un sector que cada año cobra mayor importancia en la economía de muchos pueblos, pasando de ser algo meramente testimonial a fundamental para la subsistencia de muchos negocios relacionados con la hostelería y el alojamiento.

La mayoría de los municipios pertenecientes al Parque Natural Arribes, y colindantes, han visto en el turismo rural un complemento a actividades tradicionales como la ganadería y la agricultura, y desde hace dos décadas vienen adaptando sus infraestructuras y actividades a la captación de visitantes.

Una de las actividades más promovidas en este tiempo ha sido el senderismo, para la cual han adaptado rutas y recorridos que resulten de interés para los aficionados al turismo de naturaleza. La riqueza paisajística, su singularidad, la diversidad de la avifauna y flora del Parque Natural Arribes, Reserva de la Biosfera, son un recurso al que ya comienza a dársele la importancia que merece, aunque ha tenido que ser la limitación de movimientos, como consecuencia de la COVID-19, la que haya facilitado que miles de salmantinos y ciudadanos de Castilla y León estén descubriendo estos meses de 2021 las Arribes salmantinas.

Después de las primeras marchas senderistas, ya tradicionales en el calendario antes de la llegada de la primavera, como son las organizadas por los ayuntamientos de Vilvestre, Sobradillo y La Fregeneda, el mes de abril invita a casi la totalidad del resto de municipios a organizar su particular marcha senderista. Entre los que forman parte de ese calendario ya habitual se encuentran Mieza, Pereña de la Ribera, Villarino de los Aires, Hinojosa de Duero, Lumbrales, Sardón de los Frailes, Aldeadávila de la Ribera, San Felices de los Gallegos, La Zarza de Pumareda o Cabeza del Caballo.

En su mayoría disponen de rutas señalizadas y adaptadas al senderismo, lo que posibilita realizar sus respectivos recorridos de forma libre, en solitario o acompañados de familiares convivientes e incluso con amigos, aunque en cualquier caso, tras la aplicación de la nueva normativa, será necesario el uso de mascarilla, si bien será fácil sentir todos los efluvios de la naturaleza en plena efervescencia.

Algunos de los caminos

Uno de los lugares que los aficionados al senderismo echarán de menos es Mieza, pues no en vano es con Vilvestre uno de los precursores en la organización de marchas senderistas en Las Arribes. Para este 2021 su Ayuntamiento promueve la ruta del Remanso del Cachón, recorrido de 3,2 kilómetros que discurren desde su casco urbano hasta orillas del Duero. En el punto de destino se puede observar el lugar en el que en 1665 fue hallada la imagen de la Virgen del Amparo, muy venerada en la actualidad.

Hinojosa de Duero propone un bonito recorrido que parte del casco urbano y donde se puede observar el arte Románico en su ermita del Cristo. Desde aquí ofrece varias posibilidades, aunque por su belleza es la Ruta del Contrabando y el mirador de la Peña la Vela una de las opciones más sugerentes para quienes busquen emociones fuertes, accesible para todos hasta el Mirador del Contrabando, pues a partir de este punto aumenta de dificultad.

Pereña de la Ribera es uno de los municipios que más ha trabajado su oferta senderista con la creación de varias rutas, todas ellas señalizadas desde el casco urbano, donde también se halla un panel indicativo con las características de cada una de ellas. A esta labor se suma un mantenimiento idóneo. Además de las conocidas del Pozo de los Humos y el Pozo Airón, Pereña dispone de una red de senderos de titularidad municipal en la que se integra el GR-14 y puntos tan sugestivos como el Arenal o el Picón de la Tabla, que bordea la orilla del Duero a por debajo de la ermita de la Virgen del Castillo.

Villarino de los Aires ha habilitado recientemente la Ruta del Desgalgadero y Cuevas de Vendemoro, recorrido circular en el que se puede observar en épocas de crecida de los arroyos la espectacular caída del agua sobre un lastrón de más de 60 metros de altura, y en épocas de escasas correntías el Cañón del Encuentro y las Cuevas de Vendemoro. Además, otra ruta atractiva y casi desconocida, además de exigente, es la de las Fayas del Sol, que parte del casco urbano y recorre el cañón del Duero aguas abajo por El Endrinal para salir al Soto. Otros recorridos de interés son la Ruta de los Piconitos, Ambasaguas y Teso de San Cristóbal.

En Lumbrales el patrimonio natural se da la mano con el patrimonio arqueológico en varias rutas de senderismo de gran interés, cultural e histórico. En torno al castro vetón de Las Merchanas se articula una pequeña red de senderos que parte del camino de acceso a pie al recinto. El primer sendero nos lleva al Mirador del Castro, la estación interpretativa que ofrece un primer acercamiento al recinto. Del camino principal también parte el sendero que conduce al mirador del Pocito Manzano, levantado sobre un roquedal desde el que se contempla la inmensa mole granítica que acoge el castro y a sus pies, el río Camaces. El recorrido por el interior del castro se efectúa por un sendero musealizado que parte de la Puerta Romana y acaba en la puerta principal del recinto que preside un hermoso verraco vetón.

Fuera de los límites del Parque Natural Arribes, Vitigudino se ha sumado al mapa de rutas senderistas con dos recorridos muy interesantes y que discurren por sus campos adehesados, espacio en el que se puede observar su espectacular avifauna. Ambas rutas, una de ellas con recorrido incluido por su casco urbano, han sido señalizadas recientemente y son aptas para ser recorridas por toda la familia. 

Junto a estos caminos naturales cabe destacar los recorridos que ofrecen municipios como Cabeza del Caballo o La Zarza de Pumareda, ambos ligados al río Uces; Masueco con su Pozo de los Humos y la Cascada del Pinero; Aldeadávila por el Rupurupai y el discurrir del Duero; o la del Puente de los Franceses en San Felices de los Gallegos. Otro destino muy atractivo se encuentra en el valle del Yeltes con recorridos por Villavieja de Yeltes, Villares de Yeltes, Bogajo y Yecla de Yeltes, así como la ribera del Huebra en Rollanejo, en El Cubo de Don Sancho, y el entorno del embalse en Almendra y Sardón de los Frailes.  

El Camino de Hierro, nueva oferta en mayo en el Abadengo

La rehabilitación de la vía férrea para el senderismo es un recurso muy esperado  |  foto: ester corredera

Todo apunta a que será este mes de mayo de 2021 el momento definitivo en el que tenga lugar la apertura al público El Camino de Hierro en La Fregeneda, recorrido de 17 kilómetros que discurren por la vía férrea del Duero desde la estación de La Fregeneda hasta el muelle de Vega Terrón. Adaptado por la Diputación de Salamanca con todas las medidas de seguridad, esta nueva ruta senderista –ahora controlada– pretende ser un revulsivo turístico para la comarca del Abadengo.

Su gestión en este primer año correrá a cargo de la empresa pública Tragsa, encargada de organizar las salidas desde el punto de partida en la estación de La Fregeneda, y del regreso en microbús desde el muelle de Vega Terrón.

A lo largo de los dos últimos meses se ha procedido a adecuar el recorrido después de dos años sdewque fueron finalizadas las obras, tiempo en el que se han apreciado algunos desperfectos y el deterioro del terreno en algunos puntos como consecuencia de la climatología. Algunas de estas actuaciones han consistido en el  desbroce de la vía, limpieza y pintura de algunos edificios, construcción de baños, definición del parking en la estación, la adecuación de una zona para facilitar el giro de los autobuses también en ese punto, además de la instalación de redes de comunicación.

El Camino de Hierro, conocido hasta ahora como Ruta de los Túneles y Puentes, se desarrolla en el último tramo de la vía Férrea La Fuente de San Esteban-Barca de Alba, trazado ferroviario de 85 kilómetros construido a finales del siglo XIX y declarado Bien de Interés Cultural con categoría de monumento en el 2000.

El Camino de Hierro, adaptado por la Diputación de Salamanca, permite el recorrido peatonal con seguridad de los 17 kilómetros que discurren entre la estación de La Fregeneda y el muelle fluvial de Vega Terrón. A lo largo de su recorrido los senderistas cruzarán 13 puentes y 20 túneles, un recorrido de gran valor paisajístico que discurre en muchos momentos paralelo al cañón del río Águeda. 

Además de las obras llevadas a cabo por la Diputación de Salamanca para acondicionar este trazado para la práctica del senderismo, la Asociación de Frontera Tod@vía ha jugado un papel fundamental en este tiempo al haber promovido distintas acciones de mantenimiento que han evitado un mayor deterioro de este BIC tras su cierre al tráfico ferroviario en enero de 1985.

  • Ruta en Saucelle
  • Cuevas de Vendemoro en Villarino
  • Ruta del Contrabando en Hinojosa
  • Cascada del Pinero en Masueco