“La Semana Santa se celebra igual, al final es una preparación para la Pascua”, Oscar Rodríguez Fernández, hermano mayor

“Hay que vivirla con la misma profundidad que el resto de los años”

Oscar Rodríguez Fernández, hermano mayor de la Archicofradía del Rosario. | Jorge Holguera

La Archicofradía del Rosario es una hermandad nueva, tanto es así, que aun no han tenido oportunidad de estrenar su procesión. Son más o menos 310 hermanos. Oscar Rodríguez Fernández, hermano mayor, invita a vivir la Semana Santa como “una preparación para la Pascua, con la misma profundidad que el resto de años”.

¿Qué distingue a su cofradía?

Los hermanos participan mucho durante todo el año en la vida de hermandad.

¿Con qué imágenes cuentan?

Jesús de la Redención, la Institución de la Eucaristía, la Virgen del Rosario de Gloria y hemos presentado la Virgen del Dulce Nombre y San Juan.

¿Por qué es significativo para ustedes el lugar en el que estamos haciendo la entrevista?

Es un punto de encuentro de todos los hermanos.

¿Qué harán este año?

De momento no vamos a hacer nada extraordinario. Sólo hemos hecho la presentación de la nueva imagen.


¿Qué echarán más de menos?

Es el primer año.

¿Qué se podría hacer y no se va hacer?

La procesión y normalizar los cultos.

¿Con qué obra social cuentan?

Colaboramos con el Comedor de los Pobres, hacemos una campaña de recogida de alimentos con motivo de San Martín de Porres, patrón de los pobres, y bastante asistencia social a los hermanos que lo piden. Hemos hecho una iniciativa para que los hermanos que estén en ERTE, estén exentos de pagar la cuota.

¿Cómo invitan a vivir esta Semana Santa?

Como siempre, porque la procesión no deja de ser un culto externo, la Semana Santa se celebra igual, al final es una preparación para la Pascua. Hay que vivirla con la misma profundidad que el resto de los años.