Miguel Hernández Rubio, hermano mayor, invita a vivir la Semana Santa “con tranquilidad, con serenidad y sobre todo con cariño y respeto a nuestra Madre”

Se volverá a echar de menos la emocionante salida de la Virgen de la Soledad por la puerta de la catedral

Miguel Hernández Rubio, hermano mayor de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad. | Jorge Holguera

El respeto a la Virgen es una de las señas de identidad de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad. Cuenta con 3.000 miembros, entre los cuales se encuentra Miguel Hernández Rubio, hermano mayor, que ofrece respuestas a las siguientes preguntas.

¿Qué distingue su cofradía?

Tenemos mucho respeto a la Virgen. El número, que somos, casi 3.000.

¿Con qué imágenes cuentan?

Salimos con Nuestra Señora de la Soledad.

¿Por qué es significativo para ustedes el lugar en el que estamos haciendo la entrevista?

Es un lugar emblemático, es un lugar precioso, no puede haber sitio más apropiado, es por donde sale la Virgen.

¿Qué harán este año?

El triduo, una oración a la Virgen el Viernes Santo. Actos interiores todo porque no se puede hacer otra cosa y lo que nos permitan.


¿Qué cambia respecto a otros años?

Lo que tenemos todos, que estamos disgustados por las personas enfermas y los fallecidos. No podemos reunirnos todos los hermanos para sacar a la Virgen.

¿Qué echan más de menos?

Seguro que la salida, porque cuando salimos y esta todo el público aquí con tanta devoción, particularmente para mi es emocionante.

¿Con qué obra social cuentan?

Nosotros tenemos un apartado para la comida de los pobres en navidades, la bolsa de asistencia para las personas necesitadas y contribuimos con Cruz Roja, Cáritas,.. el año pasado para el coronavirus.

¿Cómo invita a vivir la Semana Santa?

Con tranquilidad, con serenidad y sobre todo con cariño y respeto a nuestra Madre.