Béjar al día

La Plataforma para la Defensa del Hospital de Béjar llama “mentiroso” al Director Médico del CAUSA por la justificación de la confiscación de las pancartas

El Director Médico de Salamanca  justifica la confiscación de las pancartas  por considerar que  estaban almacenadas en un lugar inadecuado y se había avisado para que fueran retiradas

 

 

Confiscación de las pancartas del Hospital de Béjar

La Plataforma para la Defensa del Hospital de Béjar desmiente las declaraciones del Director Médico del Complejo Hospitalario de Salamanca, que para justificar la confiscación de ayer en Béjar de las pancartas confeccionadas para la concentración del próximo miércoles, ha manifestado que solo se ha retirado material no sanitario por estar almacenado en un lugar inadecuado y que habían avisado con una nota para que se sacaran de allí las pancartas. Según el SACYL personal del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (CAUSA)  se desplazó a Béjar para comprobar el estado de una sala cedida a los enfermos de Parkinson en el edificio, con el fin de acondicionarla, cuando descubrieron las pancartas.

La portavoz de la Plataforma, Marisa Díaz, califica de “mentiras inventadas”  esas declaraciones y manifiesta que la Dirección del SACYL nunca se ha puesto en contacto con la plataforma para que se sacaran las pancartas guardadas en la sala de Parkinson, con permiso de la asociación. La Plataforma señala a la Coordinadora Médica, como la persona que probablemente haya dado aviso a la Dirección de Salamanca, ya que la pasada semana pidió la llave de la sala para ver qué había dentro.

Tampoco fue enviado personal del CAUSA a retirar el material de protesta, sino al taxista que hace a diario el traslado de la sangre para analizar en Salamanca desde que se quitó el servicio de laboratorio en Béjar. Él recibió una llamada del Director Médico ordenándole que se trasladara de inmediato a Béjar para pedir la llave de la sala de Párkinson a los celadores y en caso de que no se la dieran que mandase al personal de mantenimiento que forzaran la cerradura y recogieran todas las pancartas para llevarlas a Salamanca. Según la portavoz de la plataforma, Marisa Díaz, “el taxista se las podía haber llevado por la mañana pero había demasiada gente, por eso le enviaron por la tarde aprovechando que sólo hay dos celadores y una enfermera de hospital”.


La Plataforma para la Defensa del Hospital considera que la retirada de las pancartas, día y medio antes de la concentración, ha sido una acción realizada con el fin de que no se vean en los medios de comunicación las reivindicaciones justas y legítimas de los ciudadanos de Béjar y de comarcas aledañas reclamando los derechos que se les niegan, ya que las peticiones recogidas en las pancartas “ponían en evidencia la injusticia y la incompetencia de los responsables”

“Qué triste que, con la que está cayendo se cierre un hospital y todo un Director Médico se ocupe de sustraer pancartas con reivindicaciones justas y legítimas, en lugar de procurar que disminuyan las listas de espera y que el personal a su servicio no se vaya a otras comunidades porque sus condiciones de trabajo y sus contratos son precarios. Para apropiarse indebidamente de material reivindicativo, no hace falta pagar el sueldazo que seguramente tiene este señor. Cualquier chorizo de la calle lo haría por menos dinero y con más arte”. Plataforma para la Defensa del Hospital de Béjar.