El PSOE pide ayudas directas para evitar el cierre de bares y casas rurales de la provincia

La partida estaría destinada a las localidades con que tengan como mucho tres establecimientos hosteleros y priorizando a las que solo tienen uno

Rueda de prensa del portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca, Fernando Rubio

El Grupo Socialista de la Diputación de Salamanca presentará tres mociones en el próximo pleno de La Salina, con el fin de seguir su lucha contra la despoblación.

La primera propone la creación de una convocatoria provincial para evitar el cierre de bares y restaurantes en los pueblos que tengan como mucho tres establecimientos hosteleros, y priorizando a los que solo tienen uno. “Cuando existe solo uno es el único espacio de encuentro y participación social, es algo esencial, ejercen como auténticos centros sociales”, explicaba el portavoz del PSOE, Fernando Rubio.

En este sentido, argumentaba que se “ha hecho en otras provincias, como Burgos, que usó 350.000 euros, se puede hacer igual. Por eso, solicitamos que se haga un diagnósticos sobre esta realidad y carencias de la provincia, y también una línea de ayudas directas para evitar el cierre de estos establecimientos”.

La segunda moción pretende lograr una línea de ayudas específicas para las casas rurales, ya que “muchas han cerrado y otras están al límite de su superviviencia, hay que actuar ya”. Rubio recordaba que este sector es fundamental y que la actual limitación de cuatro personas en cada casa rural, “es una merma y una dificultad muy grande para su mantenimiento. Solicitamos fondos específicos y urgentes para las casas rurales, que se establezca un aforo en función de cada una y un plan de desescalada que facilite la llegada controlada de viajeros”.

Finalemente, en una tercera moción, el Grupo Socialista pedirá un nuevo bibliobús para la provincia. El actual servicio de la Diputación, que es mensual,  llega a 195 localidades, y otras 36 tienen biblioteca, “con lo que 230 tienen este servicio de un modo u otro, y hay más de 150 entidades locales a las que no llega el bibliobús, entre 15.000 y 20.000 personas que no tienen acceso a este servicio, no están siendo atendidas”, argumentaba el portavoz del PSOE.

Rubio considera que es necesario  “acordar con la Junta cómo adquirir el nuevo bibliobús, ya que la administración autonómica debe participar, y que se dote del personal necesario. La competencia es autonómica pero está delegada en la Diputación y hablamos de una labor esencial de cohesión social y de un importante activo cultural”.