Ciudad Rodrigo al día

Robleda analiza los retos de futuro de la gestión del pino resinero

A través de una jornada técnica organizada por la Diputación de Salamanca y la Fundación Cesefor

Robleda dedicó la mañana del lunes a una de sus fuentes más singulares de ingresos: los pinos resineros, a través de una jornada técnica organizada por la Diputación de Salamanca y la Fundación Cesefor (Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León), y cofinanciada por la Unión Europea a través de los Fondos Feader. La jornada, titulada La gestión del pino resinero como productor de resina, fue abierta por el diputado provincial de Medio Ambiente, Román Javier Hernández, en presencia del alcalde de Robleda, José Luis Varas.

Como apuntamos hace unos días, está jornada tenía como destinatarias personas que hayan presentado una solicitud de ayuda a la instalación de jóvenes agricultores o a las inversiones en explotaciones agrarias, a personas que hayan recibido alguna de estas ayudas de modernización en los últimos 5 años, a personas que desarrollen sus actividades en los sectores agrario, agroalimentario y forestal, y a personas interesadas en desarrollar o incorporarse a la actividad agraria, así como a los sectores forestal o agroalimentario.

Román Javier Hernández destacó en su intervención que este oficio de gestión del pino resinero casi llegó a desaparecer después de haber tenido una importante repercusión en la zona de El Rebollar hasta los años 80, pero “la creciente demanda del mercado europeo, por ser una alternativa al petróleo de la industria química”, lo ha vuelto a poner en valor “como una fuente de empleo importante para esta comarca”.


En este sentido, el diputado provincial de Medio Ambiente resaltó que El Rebollar cuenta con importantes áreas de pinos que son de propiedad municipal, por lo que los municipios pueden contar con una destacada fuente de ingresos si se impulsa su explotación. Para ello, eso sí, es necesario “afrontar retos” de cara al futuro, como avanzar en la innovación del sector para así rentabilizar la recogida de esta sustancia. La jornada desarrollada a lo largo de la mañana del lunes incluyó varias actividades tanto a cubierto como al aire libre.

En lo que respecta a las charlas, se habló de la compatibilidad del aprovechamiento resinero con otros usos forestales, de los avances en la mecanización del aprovechamiento de resina, de los avances en el uso de estimulantes para el aprovechamiento, de las herramientas para el seguimiento de la trazabilidad, de la mejora genética para la producción de resina, de la evolución de la producción de resina y su aprovechamiento sostenible, y de las condiciones para la incorporación a la profesión de resinero. Por último, hubo un taller práctico de gestión denominado Gestión agrupada del recurso y de la trazabilidad del producto.