Ciudad Rodrigo al día

Otras 220 personas completan su vacunación mientras los Bomberos reciben la 1ª dosis

Durante los próximos lunes serán protagonistas los mayores de 80 a 90 años de la Zona Básica de Ciudad Rodrigo

El Pabellón Eladio Jiménez de Ciudad Rodrigo acogió durante la mañana del Lunes Santo una nueva jornada de vacunación masiva contra el coronavirus, a la que se acercaron el alcalde Marcos Iglesias y la teniente de alcalde Beatriz Jorge Carpio para realizar una visita, en la cual aprovecharon para “felicitar” a todos los involucrados en estas sesiones, según explicó el alcalde en declaraciones efectuadas a los medios de comunicación junto a Manuel López del Val, enfermero del Centro de Salud de Ciudad Rodrigo, y responsable de la vacunación en Miróbriga.

En concreto, Marcos Iglesias quiso destacar “el esfuerzo de los sanitarios, un gran cuerpo de personas entregadas a la vacunación”; al personal municipal, de mantenimiento y limpieza (se realizan desinfecciones continuas), “por atender a la gente que viene”; así como a los voluntarios “por su gran trabajo” (pertenecen a la Asamblea Comarcal de Cruz Roja en Ciudad Rodrigo). Durante esa visita, el alcalde resaltó también la “normalidad que se viene sucediendo; la mayoría de las jornadas están transcurriendo con normalidad y los problemas se han ido solventando entre todos”, añadiendo que “el Ayuntamiento se está entregando”.

Según indicó Manuel López del Val, en esta nueva sesión les tocaba vacunarse a 240 personas en total. La mayoría de ellas, eran mayores de 90 años que tenían que recibir la 2ª dosis de la vacuna de Pfizer tras haberse puesto la 1ª hace tres semanas. Esos nonagenarios pertenecen tanto a la Zona Básica de Ciudad Rodrigo como a las de Robleda, Fuenteguinaldo y Fuentes de Oñoro, explicando Manuel López del Val que hace tres semanas se les ofreció a los mayores de esas zonas la posibilidad de acudir a Miróbriga o esperar a que llegase la vacuna a sus propias zonas.

Buena parte de los mayores se desplazaron hasta el Pabellón Eladio Jiménez, aunque también funcionaron durante la mañana del lunes dos equipos de profesionales sanitarios que estuvieron vacunando a domicilio a grandes dependientes así como a personas que por cuestiones físicas no podían acudir (por ejemplo por tener problemas de movilidad y vivir en un 4º piso sin ascensor). Además, durante la misma mañana del lunes recibieron la 1ª dosis de la vacuna en el Pabellón Eladio Jiménez (donde hubo 15 profesionales sanitarios, 2 de Salamanca y el resto de los centros de salud de Miróbriga, Fuentes de Oñoro, Fuenteguinaldo y Robleda), los Bomberos de Ciudad Rodrigo, apuntando Marcos Iglesias que “hacen labores cercanas, próximas, y es conveniente que estén vacunados”.


Manuel López del Val resaltó ante los medios de comunicación que ya hay un porcentaje importante de personas vacunadas en Ciudad Rodrigo y su comarca, al haber recibido ya la 2ª dosis (se han puesto 2.500 en total) los residentes y trabajadores de las residencias de ancianos, todos los grandes dependientes, los profesionales sanitarios, y los mayores de 90 años (cuya vacunación se completó en la mañana del lunes). Asimismo, ya se ha puesto la 1ª dosis a un cierto número de personas del grupo de 80 a 90 años (empezando por los de 89, 88, 87, etc.), que el próximo lunes (5 de abril) recibirán la 2ª dosis.

Los siguientes tres lunes (12, 19 y 26 de abril) serán protagonistas los restantes integrantes del colectivo de 80 a 90 años, al cual pertenecen en toda la Zona Básica de Salud de Ciudad Rodrigo un total de 1.700 personas. Todas esas personas irán siendo citadas por los profesionales sanitarios para que acudan a vacunarse (en el momento de recibir la 1ª dosis, ya se les indica cuándo tienen que volver para recibir la 2ª).

Evidentemente, el ritmo de vacunación depende del ritmo de vacunas de las que se dispone, estando sobre la mesa la posibilidad de ampliar las franjas de vacunación en Miróbriga (más allá de los lunes por la mañana) si llegasen más dosis. Sobre el propio ritmo de vacunación que tiene cada jornada, Manuel López del Val explicó que la ‘lentitud’ se debe a que no sólo se trata de administrar la vacuna, sino que tiene que quedar registrado en la historia de cada paciente (con lo cual hay que introducir los datos en el sistema).

Marcos Iglesias, quién pidió que “no le tengamos miedo a la vacuna, porque es la solución”, apeló, de cara a los días de fiesta que vienen por delante, a “la responsabilidad, porque estamos en las vísperas de la 4ª ola, y en nuestras manos está repetir o no esta circunstancia”. En este sentido, Manuel López del Val insistió en que la mejor “solución” a la situación actual es “la prudencia”, apuntando que durante ‘el Carnaval’ la gente “se ha comportado bien, y si en Semana Santa nos comportamos como debemos comportar, la 4ª ola será menos significativa en Ciudad Rodrigo”.

En este sentido, Marcos Iglesias apuntó que los análisis que se están haciendo de aguas fecales en busca de trazas de coronavirus por parte de Somacyl (de momento uno a la semana, pero se van a doblar), demuestran que en estos momentos no hay incidencia de la enfermedad en Ciudad Rodrigo.

Ver más imágenes: