Mundo rural

“Quaderno de Leyes y Privilegios del Honrado Concejo de la Mesta”, compilado por el licenciado Andrés Díez Navarro, “Abogado de los Reales Concejos, y Fiscal General del referido Concejo de la Mesta”

Se produce entonces un crecimiento de las rentas obtenidas por las empresas merinas, dada la elevada  cotización  de  las  pilas  de  lana  en  los  mercados  europeos.  Los  ganaderos  más poderosos se asientan en la Corte y sus rebaños crecen ostensiblemente. Baste mencionar un dato que ilustra esto último: en 1765 se alcanza el techo numérico de toda la historia de la Mesta, cifrándose en 3.750.000 el número de cabezas trashumantes registradas por el Concejo (García Martín, 2006). A partir de esos años, comienza la lenta decadencia de la Mesta

La Mesta desempeña un papel muy destacado en la España del Antiguo Régimen: desde el punto de vista económico, al generar una fuente de divisas para la Hacienda Real y dar ocupación laboral a un elevado número de castellanos; políticoinstitucional, al actuar en favor de la ganadería como factor primordial en la política económica de los diferentes reinados y formar parte algunos de sus agremiados de las más importantes instituciones de la corona; y sociocultural, por constituir los mesteños una categoría social de notable impronta en el área castellana y generar unas formas culturales propias. El análisis de las múltiples facetas que acarrea este tipo de pastoreo, privilegiando infraestructuras viarias,   oficios y actividades, historia del gremio, fiscalidad semoviente, contabilidad y organización interna, administración de justicia, comercializacn lanera, pastizales y fabricación textil, nos permite constatar su preeminencia histórica en la vida española