Vacunen a todos de una maldita vez

VACUNEN A TODOS DE UNA MALDITA VEZ

    ¿Qué coño les pasa? ¿Por qué no vacunan a todo el mundo de una condenada vez? En medio de tantas declaraciones, burocracias, reuniones, ¿por qué no se remangan y se ponen a la faena?  ¿Tendremos que creer como siempre que ustedes no organizan los países sino que los obstruyen e incluso los destruyen? ¿Qué solo están ahí para estorbar?

      Vacunen a la gente de una vez y dejen las gilipolleces y las dilaciones. Y si esta vacuna no está disponible, compren aquella, o aquella otra. ¿Hay dinero para tecnologías, digitalizaciones que lo esfuman todo, mandangas, pompas y circunstancias, y no lo hay para vacunarnos? ¿No es lo importante seguir vivos? Yo diría que eso es prioritario ¿ o no saben qué significa esa palabra? Con estas leyes educativas tal vez no saben lo que significa “prioritario”.

    Y le dan vueltas y vueltas y no se deciden. Se enzarzan como verduleras en sus peleas de vecinos y no les importan sus poblaciones. Ejercen el poder solo para fastidiar a la gente pero no para resolver los problemas.  Lo manosean todo, incluso nos manosean la hora, pero no son capaces de tomar decisiones urgentes. Ejercen el poder arbitrariamente, con tanta prepotencia como en el Antiguo Régimen. Hablan de ideología, discuten sobre puntos y comas, hablan del sexo de los ángeles, y aquí abajo nosotros enfermamos y morimos. Y los países más desarrollados resulta que están a la cola en vacunas.

     Tal vez alguna vez decidan gobernar a favor de su población y no siempre en contra de ella, o al menos con indiferencia hacia ella. Vacunen a la gente de una maldita vez, coño, aunque solo sea porque dentro de poco les votarán. Pero si están con fiebre y desorientados no sabrán a quien votar. Pero ustedes a ratos están ahí para algo ¿o no?

ANTONIO COSTA GÓMEZ, ESCRITOR