El césped del Helmántico, de ser una de las mejores alfombras de España a un quebradero de cabeza en el Salamanca UDS

El pasto verde del feudo charro lleva ya varios cursos presentando numerosos problemas por diversos motivos
El Helmántico, durante el Salamanca - Dépor de la nevada

El césped del Helmántico ha pasado de ser una de las mejores alfombras de España a un quebradero de cabeza en el Salamanca UDS. El pasto verde del feudo charro lleva ya varios cursos presentando numerosos problemas por diversos motivos y es un hecho que no ha pasado desapercibido para absolutamente nadie. 

Por todos es conocido que el coliseo blanquinegro ha sido un escenario de lujo para cualquier equipo en la época en la que la extinta UDS jugaba sobre él cada 15 días. No obstante, no hay que irse hasta 2013 para recordar un tapete de buen aspecto y al que a los rivales les daba gusto jugar hace no tanto tiempo. 

Sin embargo, la situación ha cambiado de manera radical y el Helmántico es un patatal. La climatología siempre le ha jugado malas pasadas, aunque en la actualidad van a más. Los percances con las tuberías y las lluvias suelen convertir el césped en un lozadal, y la intensa nevada de primeros de enero, cuya capa blanca estuvo muchos días reposada sobre él, ha causado estragos. 

Por ello, un buen conocedor del ‘templo’ en los últimos años como Uxío da Pena ha asegurado que “es triste ver el Helmántico así, la tierra está mal y nos perjudica”. Y el gallego va más allá en sus declaraciones: “Creo que la nevada de enero sigue pasando factura. No se hicieron los tratamientos que se deben hacer. Era una de las envidias del fútbol español y todos los jugadores que vienen ahora dicen que es una pena que no se pueda jugar más vistoso en este campo”, según el delantero.


Así, el ‘19’ no ha sido el único que ha mostrado su malestar por su estado. De hecho, el técnico Lolo Escobar ya lo hizo anteriormente: “He hablado con todo el que tengo que hablar y el campo no está bien. Ha habido lluvia, nieve… pero si tienes un perfil de jugador, no tener las herramientas para ello nos perjudica. Es lo que hay y es un campo antiguo por el drenaje”, ha llegado a decir el extremeño. 

Por otro lado, los problemas de pago en el club siempre han sido un verdadero dolor de muelas y no solo afecta a los futbolistas, si no a todo lo que rodea al Salamanca UDS, dado que se trata de una circunstancia que se repite todos los años y en diversas ocasiones cada curso. En definitiva, el Helmántico, al menos sobre el terreno de juego, ha dejado de ser lo que era…